Image default

El macrismo lanza el ajuste con un plan de jubilaciones anticipadas

Según el portal La Política Online lo anunciaran la semana del 22 de enero. La reducción se estira hasta el mes de marzo, cuando abran retiros voluntarios.

Mauricio Macri lanzará la semana que viene un plan de jubilaciones anticipadas para comenzar con el ajuste en los ministerios según anticiparon en el Ejecutivo.

El plan, que será de carácter optativo, consiste en adelantar 3 años la edad jubilatoria para los empleados públicos, que seguirán cobrando el sueldo sin trabajar los 3 años que falten hasta cumplir la edad de jubilarse.

En el Gobierno argumentan que por las designaciones masivas realizadas durante el kirchnerismo, hay mucho personal que sobra en las oficinas y en vez de agilizar la gestión la obstaculizan. “Hay oficinas en las que no alcanzan ni las computadoras ni las sillas”, afirmaron a LPO.

Este plan es el puntapié inicial al ajuste de estructuras ministeriales que el Gobierno quería presentar para diciembre pero postergó para enero, luego para febrero y ahora para marzo. Se estima que en marzo, se abrirán los retiros voluntarios en los ministerios. El pionero en utilizar estas herramientas fue Hernán Lombardi, titular del Sistema de Medios Públicos, que arrancó en diciembre del 2017 con los retiros en los canales del Estado.

Por su parte, en el Gobierno hablan de cerrar las estructuras en el retiro espiritual que Macri tendrá con sus ministros en Chapadmalal el 24 de febrero.

La postergación del achique de estructuras la ocasionó el propio Macri, que rechazó el plan que le presentó Mario Quintana, el vicejefe de gabinete encargado de la reducción de los ministerios.

Quintana, que el 2017 absorbió la dirección de Diseño Organizacional que pertenecía a Modernización de Andrés Ibarra, había contratado a las consultoras Cippec y The Boston Consulting Group para que le armaran un plan de reducción de áreas, que incluso estipulaba la eliminación de ministerios. Además, como viene explicando LPO, el plan incluía la eliminación del escalafón de las subsecretarías.

Macri leyó el informe y si bien le pareció que estaba bien en lo técnico, no lo convenció en la parte política. Es decir, no quería echar funcionarios y por eso los subsecretarios serán ascendidos a secretarios o degradados a directores pero conservando sus actuales salarios con unidades retributivas, que cada ministro tiene para repartir a discreción.

Pero lo más curioso es que tras leer el esquema de reducción equitativa entre todos los ministerios, Macri dejó toda la reestructuración en manos de Quintana, que ahora debe negociar bilateralmente con cada ministro. Es por eso que habrá ministerios que conservarán sus subsecretarías y otros que no.

Otro factor de la demora fue la diferencia de criterios entre Quintana e Ibarra, cuyo ministerio había hecho un cálculo estimado de la cantidad de personal que había que reducir área por área.

Por ejemplo, Modernización hizo un relevamiento en un organismo en el que el kirchnerismo había duplicado la planta y sugirió reducir un cuarto del personal, cuando el estudio de Quintana sugería eliminar la mitad entera que había sumado el Gobierno anterior.

Como sea, en el Gobierno hablan de cerrar las estructuras en el retiro espiritual que Macri tendrá con sus ministros en Chapadmalal el 24/02.

Algunos ministros tuvieron chispazos con Quintana, que pidió reducir a 5 el número de funcionarios que reportan directamente al ministro: a él reportan 25.

“Lo que pide Quintana, Quintana no lo hace”, rezongan en el Ejecutivo y recuerdan que fue el funcionario que más sumó áreas en los últimos meses: en cuestión de semanas les creó cargos a Fernando Sánchez, Enrique Vaquié y Oscar Ghillione.

No hay definiciones sobre la posibilidad de implementar en la provincia un plan de reducción de agentes en el Estado, como planteó el presidente Mauricio Macri a los gobernadores de la Patagonia. Es más, podrían marcarse desconocimiento y contradicciones en las órbitas oficiales.

En declaraciones a la agencia Télam, el ministro de Gobierno Luis Di Giácomo, señaló que el Ejecutivo rionegrino espera a que el gobierno nacional concrete este programa de desvinculación de empleados que comprende jubilaciones anticipadas y retiros voluntarios.

Es más, Di Giácomo señaló que Río Negro espera poder llevar adelante esta propuesta para aliviar los gastos en el Estado. en línea con declaraciones anteriores de Weretilneck, quien había dicho sobre este plan, que “no nos viene mal, al contrario, estamos buscando optimizar el gasto en recursos humanos”.

Por su parte, fuentes oficiales nacionales indicaron que ante la posibilidad que la propuesta genere una demanda excesiva a la que no puedan responder, “en la Casa Rosada afirmaron que cada provincia interesada debe presentar un esquema en el que detalle la cantidad de empleados que desea incluir y los monto s que necesitaría” y agregaron que cuando lleguen las propuestas de cada uno las analizaremos, tomando en cuenta la dimensión de la planta de cada provincia y la factibilidad de ayudarlos.

Cabe recordar que en los primeros días de este año, Mauricio Macri se reunió con los gobernadores de Río Negro, Alberto Weretilneck; de Neuquén, Omar Gutierrez) y de Chubut, Mariano Arcioni, para buscar la forma en que Nación los pueda ayudar a “cumplir las metas fiscales” ya que los números se encuentran en rojo.

Para reducir el déficit en las provincias, la salida es el ajuste de los empleados y entonces Macri reiteró el ofrecimiento a las provincias para que adhieran a un plan de financiamiento de jubilaciones anticipadas y retiros voluntarios, incluido en la ley de responsabilidad fiscal firmada por Frigerio y los gobernadores. Fuente U/24