Image default

El infierno de una mujer a la cual le crearon decenas de perfiles falsos en Internet

Su abogado, Daniel Monasterky, un especialista en delitos informáticos que trabajó con personalidades famosas de Argentina, cuenta que estos casos son comunes y le puede pasar a cualquiera: “Se pone en juego la reputación online de la persona. En estos tiempos uno es lo que Google dice que sos. En este caso hay una obsesión patológica de esta persona para con mi cliente, ya que todo el tiempo genera contenido negativo”. La causa caratulada como “Hostigamiento” tiene más de 111 fojas de informes y depende ahora de lo que se avance en la Unidad de Intervención Temprana de la Unidad Fiscal Sudeste.

El robo de identidad no está considerado delito en la Argentina y cuando actúa la Justicia lo hace por otro delito como la extorsión, amenaza o calumnia. Monastersky agrega que el daño es irreparable: “Cuando antes te insultaban, ese insulto se evaporaba con el tiempo; en Internet no pasa porque queda indeleble, de por vida”.

Para ella es una mancha que no puede borrar. Un anónimo que detrás de una computadora transformó su vida en la peor de sus pesadillas: “Me gustaría despertarme un día y ver que todo esto se terminó”.