Image default

El hombre que apareció muerto en el Paraná sería de Córdoba

Una persona de esa provincia lo habría reconocido como familiar suyo a través de las fotografías publicadas. Intentarán confirmar la identidad a través de huellas dactilares

Una semana después del hallazgo del cuerpo sin vida de un hombre flotando en el cauce de navegación del río Paraná a la altura del Pirá Pytá, los investigadores trabajan sobre pistas firmes que señalan que el sujeto podría ser oriundo de la ciudad de Córdoba.
Fuentes consultadas señalaron que una persona de esa provincia se habría comunicado con las autoridades luego de ver las fotografías del hallazgo del cadáver publicadas por los medios de comunicación, indicando que podría tratarse de un familiar suyo.
Esta persona habría enviado fotografías y datos biométricos de su pariente, quien se encuentra en condición de desaparecido.
En el mismo sentido, las fuentes señalaron que un equipo de estudios nicrodactiloscópicos  dependiente de la Policía de la  provincia de Buenos Aires se habría puesto a disposición de la Justicia misionera y habría indicado su intención de intentar tomar muestras para lograr identificarlo a través de las huellas dactilares.
Además, el cuerpo médico forense de la provincia realizó la preservación de las muestras dentarias de la víctima para obtener el ADN para cotejarlo con sus posibles familiares, con estos estudios se espera lograr la identificación de este sujeto, quien tendría una edad entre 35 y 40 años.
Por otra parte, la autopsia detalló que la data de muerte del sujeto sería alrededor de 48 a 72 horas antes del hallazgo. En tanto que el motivo de su muerte habría sido por sofocación y en su tráquea habrían hallado una gran cantidad de arena, lo que hace suponer que el posible homicidio pudo haber ocurrido en alguna zona costera, tanto del lado argentino como del paraguayo, antes de ser arrojado al cauce del río.
Fuentes vinculadas a la investigación señalaron que el proceso de identificación puede demorarse varios días y se encuentran esperanzados en los resultados de los equipos que arribarán a la provincia en los próximos días.
Por otra parte, los investigadores habrían solicitado colaboración a las fuerzas paraguayas para determinar la existencia de denuncias por desaparición de personas en ese país.
Los restos permanecerán en la Morgue provincial, a la espera del resultado de los estudios necrológicos.
Hasta el momento, para los pesquisas, se trataría de un crimen con tintes mafiosos aunque esperan la identificación para continuar con la investigación y poder determinar donde pudo haber ocurrido el terrible homicidio.

El hallazgo del cadáver
El viernes pasado, el cuerpo  sin vida de un hombre en avanzado estado de descomposición fue hallado flotando sobre las aguas del río Paraná.
El cadáver tenía una cadena que le cruzaba por la espalda y la cintura, además una mochila cargada de piedras con lo cual se habría intentado evitar que el cuerpo pudiera salir a flote.
Sin embargo, hay otra arista llama la atención de los investigadores y es que en los pies el cadáver tenía colocadas dos patas de ranas, que sueles ser utilizadas para practicar buceo.
Hasta el momento, los investigadores no descartan ninguna hipótesis, mientras se esperan los resultados de los estudios.
La investigación está a cargo del magistrado Ricardo Balor, al frente del juzgado de Instrucción Seis.

Fuente: El territorio