Image default

El hijo del Tata Brown: “Nos reconoce muy poco”

Sufre una enfermedad neurodegenerativa y está internado con pronóstico reservado. Diego Maradona llamó a la familia para ir a visitarlo.

José Luis Brown se encuentra internado en una clínica privada de La Plata afectado por una enfermedad neurodegenerativa. Si bien su estado clínico evoluciona, la familia atraviesa un duro golpe, ya que el Tata no está conectado con la realidad y por el momento no puede comunicarse, producto de esta afección que lo aqueja hace un tiempo.

“Está estabilizado clínicamente, pero a partir de ahora arranca una dura pelea para ver cómo evoluciona. No hay mucho más para proyectar en el futuro, sino cómo va reaccionando”, expresó Juan Ignacio, el hijo del Tata Brown, en diálogo con el programa Un Buen Momento de Radio La Red (AM 910).

Tras el parte médico que emitió el Instituto IMAR, en el que informaba un estado clínico estable en los signos vitales de Brown, su hijo amplió que el campeón del mundo con la Selección en México ’86 “viene peleando con esta enfermedad hace varios años”.

“Nos reconoce muy poco, no logra manifestarse ni hablar. Es un momento muy duro, más ver a tu viejo así. Físicamente él está bien, pero su cabeza está cada día más complicada. Es muy triste verlo así. En breves lapsos logra conectarse con la realidad”, describió Juan Ignacio con dolor.

El Tata Brown se descompensó a fin de año tras una deshidratación, por lo que debieron internarlo. Se encuentra en una sala común y está acompañado de su mujer y sus hijos.

Juan Ignacio también dijo que recibió el llamado de Diego Maradona, quien le manifestó su preocupación por el estado de salud de su excompañero de equipo y hasta pidió ir a verlo. Le agradezco no sólo a él, sino a todos los que se preocuparon con mensajes. El objetivo nuestro como familia es estar cerca de él”, remarcó.

Por último, el hijo del Tata Brown manifestó que se aferra a Dios para que su padre salga del mal trance. “Le pido todos los días para que papá esté bien. Le pido a Dios que sufra lo menos posible de esta situación. Si bien no podía escucharme le hablaba de fútbol, de los asados, de la gente que lo alienta. Ojalá que eso le de la fuerza”, cerró.