Image default

El hijo de Lopilato y Bublé tiene cáncer de hígado y ya comenzó la quimioterapia

Daniela, la hermana mayor de la actriz, aseguró que el pequeño ya arrancó con las sesiones de quimioterapia: “Tiene la inocencia de los nenes y eso está bueno, no entiende demasiado”.

Este mes comenzó de la peor manera para la familia Lopilato-Bublé: el pasado viernes, el cantante canadiense confirmó a través de un comunicado oficial en las redes sociales que su hijo mayor Noah (3) fue diagnosticado de cáncer. Por esta razón, Luisana Lopilato y Michael Bublé viajaron a Estados Unidos, país donde será tratado el pequeño.

Aunque la pareja se negó a especificar qué tipo de mal padece el niño, fue Daniela, hermana de Luisana, la encargada de revelar qué tipo de enfermedad sufre Noah. “Tiene una manchita en el hígado, pero no muestra distintas tonalidades. Por eso, es probable que sea benigno, pero hay que seguir con los estudios”, señaló la nutricionista.

Lo que parecía ser mononucleosis, paperas o simple anginas resultó ser mucho peor. Luisana Lopilato tuvo que viajar de urgencia desde Buenos Aires a Canadá para atender a su hijo mayor. El pequeño Noah había presentado un cuadro de elevada fiebre, que los médicos argentinos no pudieron explicar.

Sin embargo, tras un examen clínico exhaustivo determinaron la enfermedad.

En dialogo con Gente, Daniela Lopilato confirmó que su sobrino ya comenzó con el tratamiento. “El cáncer es una enfermedad horrible, pero tenemos fe en que Noah va a salir adelante. Lo sabemos. Llegó la hora de empezar un tratamiento que será largo y muy duro, pero que hay que pasar”, manifestó.

En esa sintonía, la hermana de Luisana aseguró que la familia se mantiene muy unida y optimista de la pronta mejora de Noah. “Dicen que los niños suelen ser fuertes para soportar la quimioterapia… y mi sobrino es un guerrero”, dijo Daniela, quien viajaría en los próximos días a Los Ángeles a estar con su hermana y sus sobrinos Noah y Elías.

El martes 1 de noviembre, Noah fue diagnosticado de cáncer de hígado. Rápidamente, los profesionales le indicaron un tratamiento de 4 o 5 meses de quimioterapia, con la posibilidad de una cirugía para extirpar el tumor más adelante. Lo alentador es que con este tratamiento, ese tipo de cáncer infantil tiene un 90 por ciento de chances de cura.

Sobre cómo lleva adelante este duro presente Noah, Daniela aclaró que mucho no entiende lo que está sucediendo pero que, mientras no está con el tratamiento, Luisana y Michael juegan con él y hasta Darío le habla vía Skype. Este último no descartó la posibilidad de sumarse a su familia y viajar a Estados Unidos a visitar a su pequeño sobrino.