Image default

El Gobierno ya utilizó el 90% del endeudamiento de u$s 650 millones

Chubut lleva invertidos 8.500 millones de pesos del bono que colocó en julio de 2016 en mercados internacionales. Los fondos que quedan disponibles son los que les corresponden a los intendentes y jefes comunales. Se utilizaron $ 2.300 millones para obra pública y $ 1.200 millones coparticipados a Municipios y Comunas Rurales.

La gestión provincial ya derramó el 90% de los 650 millones de pesos y para este 2018 no hay grandes obras en ejecución. El bono había sido colocado para llevar adelante un plan ambicioso hasta fines de 2019, fecha en la que concluye el mandato Mariano Arcioni como continuidad de Mario Das Neves.

Los diputados provinciales de la oposición reclamaron en varias oportunidades que el Ejecutivo envíe a la Legislatura un informe que explique en qué se gastaron los u$s 650 millones.

Finalmente, la semana pasada desembarcó en Legislatura un informe que lleva la firma del Contador General de la Provincia, Mario Glades, en donde se desprende que el Gobierno ya ejecutó 8.500 millones de pesos, prácticamente el 90% del total del endeudamiento de u$s 650 millones.

Del total del gasto del endeudamiento, $ 5.000 millones fueron volcados al pago de la deuda generada en la gestión de Martín Buzzi y la consolidada por el propio gobierno dasnevista. De la gestión anterior, Provincia saldó 836 millones de pesos, conformada por varios rubros que incluye pasivos con cooperativas de servicios públicos, comercios, laboratorios, consultorías, transporte, telefonía y librería, entre otros rubros.

En tanto que para la deuda generada desde el 1 de enero de 2016 hasta la fecha, se abonaron $ 4.168 millones, cinco veces más que la de Buzzi.

De esos $ 4.168 millones, el 73% ($ 3.081 millones), fueron destinados a un ítems que generó suspicacias en el ámbito legislativo: “Caja de Valores”. Según los legisladores, esta partida se utilizó para la cancelación de Letras del Tesoro, un rubro que no estaba contemplado en la ley original que le permitió al gobierno provincial endeudarse.
Además de estos $ 5.000 millones derramados para el pago de deuda, el dasnevismo utilizó $ 2.334 millones para concretar obras en toda la provincia y $ 1.197 millones que fueron depositados en las cuentas de los municipios y comunas rurales, de acuerdo a la ley que le otorgaba el 15% del total del endeudamiento a los intendentes y el 1% a los jefes comunales.