Image default

El gobierno volvió a bajar las retenciones a la soja

El Gobierno oficializó el programa para reducir progresivamente las retenciones a la exportación de soja, la cual comenzará en enero de 2018 con una baja de 0,5% mensual. Actualmente, según el producto derivado de la oleaginosa, el derecho llega hasta el 30%.

La medida contempla una disminución del 0,5 por ciento por mes hasta llegar a una retención del 18 por ciento en diciembre de 2019, el nivel más bajo desde 2002. También se oficializó un reembolso del 5 por ciento a los exportadores de diez provincias contempladas en el Plan Belgrano

La decisión se conoce al mismo tiempo en que el Ejecutivo dejó caer el retorno del 5 por ciento del IVA por las compras con tarjeta de débito.

Mediante el Decreto 1343/2016, publicado hoy en el Boletín Oficial, el Gobierno busca “continuar implementando medidas efectivas” concurrentes a “eliminar trabas y restricciones a la plena capacidad de desarrollo de todo el sector, teniendo como meta el aumento de las superficies sembradas, así como el fortalecimiento de la producción de cereales, de las economías regionales y de todos los mercados agropecuarios en general”.

“Particularmente en el caso de la soja y sus subproductos y que aporten previsibilidad y certidumbre al mercado respecto del modo progresivo”, agrega la fundamentación del Decreto.

De esta manera, el nivel de retenciones a la soja será al 1 de enero de 2020 del 18 por ciento, casi la mitad de la alícuota que percibía el Estado nacional cuando Macri llegó al gobierno, el 10 de diciembre, y que a los pocos días bajó del 35 al 30 por ciento. Los anuncios incluyeron un reembolso de 5 puntos sobre las retenciones a las exportaciones de soja para los productores agrarios de las diez provincias contempladas en el Plan Belgrano, en el norte argentino, beneficio que regirá para la campaña 2016/17.

En el sector rural, la medida fue tomada positivamente, aunque algunos medios especializados remarcaron que el Presidente había prometido una reducción mucho más agresiva: cinco puntos de quita por año.