Image default

El gobierno gastó 143 millones para comprar de manera directa el suero equino de Hugo Sigman

El empresario monopoliza la venta a través de tres laboratorios. Se avanzó con la compra pese a las dudas sobre la eficacia de la comunidad médica.

Pese a que los resultados del ensayo dejaron dudas en la comunidad científica, el gobierno de Alberto Fernández gastó más de $143 millones para la adquisición del suero equino hiperinmune. Se trata del único cliente para el desarrollo del empresario Hugo Sigman.

La compra consistió en la adquisición de 5.000 unidades de la terapia de suero equino hiperinmune para pacientes con covid-19 leve-moderado, ya que su uso para pacientes graves fue desaconsejado por la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva. Para cada paciente se necesita aproximadamente cinco unidades del fármaco, por lo que las 5.000 unidades servirán solamente para el tratamiento de 1.000 personas. Un costo acaso muy alto para un tratamiento cuya eficacia no ha sido confirmada.

El medicamento es producto de una iniciativa “público-privada”, en la que la parte privada son tres laboratorios: Inmunova, mAbxience y Elea, los tres propiedad de Sigman, que viene cerrando buenos negocios en los últimos meses. Se aseguró la compra de 22 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca cuya principio activo produce para Latinoamérica y también es parte del despliegue en la región de la vacuna china de Sinopharm, que el gobierno pretende comprar ya un millón de dosis.

El medicamento es producto de una iniciativa “público-privada”, en la que la parte privada son tres laboratorios: Inmunova, mAbxience y Elea, los tres propiedad de Sigman, que también se aseguró la compra de 22 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca.

Según el pliego oficial los “productos deberán ser entregados por cuenta y cargo del adjudicatario en efectores de acuerdo con el listado que será suministrado oportunamente, en una única entrega, dentro de los quince (15) días corridos de notificada la correspondiente orden de compra”.

LPO había adelantado que el suero equino solamente sería adquirido por el Estado, toda vez que la Superintendencia de Salud no aprobó la cobertura del producto a las obras sociales o empresas de medicina prepaga.

El suero fue lanzado la semana pasada en las instalaciones de Inmunova, localizadas en el campus de la Universidad Nacional de San Martín, y estuvieron presentes además del Presidente y el propio Sigmam, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero y el ministro de Salud, Ginés González García.

Cada dosis tiene un precio aproximado de $28.700, lo que equivale a un gasto de $143.500 por cada paciente que requiera la terapia.

Ese costo equivale, al dólar oficial, a 90 dosis de la vacuna de Pfizer o a 448 del antídoto de AstraZeneca que el propio Hugo Sigman en colaboración con el laboratorio mexicano Liomont fabricará para todos los países de América Latina salvo Brasil.

El costo por paciente del tratamiento con suero equino equivale a 90 dosis de la vacuna de Pfizer o 448 de AstraZeneca. El estudio de Fase 3 del suero que acaba de comprar el gobierno, apenas superó los 200 pacientes.

Sin embargo, pese a su costo no parece clara su incidencia en la mejora de los pacientes tras 28 días de utilización. La Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) desaconsejó su uso en pacientes graves. La SATI sostuvo en un comunicado que “recomienda fuertemente no utilizar suero equino hiperinmune (SEH) en los pacientes internados en terapia intensiva, en los pacientes que requieren asistencia respiratoria mecánica y en los pacientes que hayan recibido plasma de convalecientes para covid-19”.

El médico y psiquiatra Pablo Richly dijo a LPO que los resultados muestran que el suero equino tiene efecto, pero la falta de significancia estadística no permite descartar que ese efecto no sea consecuencia del azar. “Probablemente el tamaño de la muestra es insuficiente para demostrar fehacientemente el beneficio. Está sugerido, pero no comprobado”, explicó.