Image default

El economista del FMI ya trabaja en una oficina del Banco Central

El Fondo Monetario Internacional desembarcó oficialmente en Buenos Aires con el representante del organismo ya instalado en la ciudad. Desde ayer, el economista Trevor Alleyne, que fue designado para llevar a cabo el monitoreo de la política económica argentina mientras dure el stand-by por medio del cual el FMI dio al país u$s 57.100 millones, comenzó a trabajar en una oficina, de manera temporaria, dentro del edificio del Banco Central.

Así lo confirmaron fuentes con conocimiento del tema, que además contaron que el representante designado por el FMI en la Argentina tendrá oficina propia, fuera del Banco Central, entre diciembre y enero.

“Trevor está contento. Comenzó a trabajar hoy (por ayer). Esta semana está enfocado en el G20 y en apoyar la delegación que viene a Buenos Aires”, sostuvo la fuente.

Alleyne, el economista jamaiquino que ahora está instalado en Buenos Aires, será el encargado de monitorear de manera diaria la evolución de las variables que el FMI evalúa en cada una de sus revisiones para que, luego, la Argentina acceda a los desembolsos trimestrales previstos en el cronograma. El próximo será en diciembre.

El “resident representative”, según la denominación que da el FMI al cargo que ahora ocupe Alleyne, es de ser el primer punto de contacto entre el organismo internacional y el Gobierno.

Alleyne ya había estado en otras ocasiones en Buenos Aires dentro de las misiones que vinieron al país a evaluar la economía y acceder al stand-by, luego ampliado. La vez anterior había sido entre el 9 y 16 de noviembre.

Antes de la llegada de Alleyne a Buenos Aires, el FMI había decidido cerrar en marzo de 2012 la oficina que tenía en el microcentro porteño, en un contexto en el que la crisis internacional implicó reorientar recursos a países con los que el Fondo tenía programas, como con Europa. Incluso, años antes, en los 90, habían mantenido una dependencia dentro del edificio del BCRA.

Por María Iglesia – Cronista