Image default

El dramático relato de la madre del joven violado por la policía de Trelew

Maximiliano Almonacid fue golpeado y abusado sexualmente por policías de la comisaría segunda de Trelew cuando tenía 16 años. Hace una semana, el chico fue golpeado por policías. Culpables absueltos y testigos asesinados y desaparecidos. Y el coraje de Estela Alvarado, la madre de la víctima, a pocos días de un nuevo juicio.

Una mamá siente esas cosas. Yo sabía que a mi hijo le había pasado algo. Él lloraba mucho y me decía que no quería que le hicieran esas cosas. Y yo le decía ‘¿pero qué te hicieron, hijito?’. Y dice ´Me violaron, mamá´. Te juro que parecía que el mundo se me caía abajo. Nunca podés esperar vos que un hijo te diga que la Policía, que supuestamente nos tiene que cuidar, te haga una cosa así”, dice Estela Alvarado, la madre de Maximiliano Almonacid.

Estela Alvarado decidió contar lo que le ocurrió a su hijo, para que se haga Justicia.

El 18 de enero de 2012, Maximiliano fue golpeado y violado por ungrupo de policías de la Comisaría 2ª de Trelew, provincia del Chubut. Tenía entonces 16 años.

En un fallo que indignó a los chubutenses, cinco de los ocho responsables fueron absueltos y los tres que admitieron su participación en los hechos fueron condenados solamente a penas de prisión en suspenso.

Es imposible medir lo que debe sentir una madre ante una historia semejante. Estela decidió enfrentar la situación y hacerla pública con la esperanza de que esta vez sí se haga justicia.

“El gritaba ´Mamá mamá´, y ellos le decían ‘Ahora sí vas a gritar mamá’. Y después cuando le terminaron de hacer eso, se burlaban de él, le decían ‘¿Te gustó, maricón?’. De todo le decían”, se atreve a contar Estela, en este dramático testimonio.

Los policías absueltos fueron el Sargento Primero Sergio Castillo y los agentes Héctor Ortiz, Aníbal Alberto Muñoz, Carlos Pato y Carlos Treuquil. Los imputados Mario Bevacqua, Adolfo Elvio Jesús Carballo y el médico policial Fernando Zaghis reconocieron su participación y responsabilidad en los hechos.

Fueron condenados a tres años de prisión en suspenso. Ninguno de ellos cumplió su condena. Recién el año pasado, el ex gobernador de la provincia de Chubut, Martín Buzzi, exoneró a los policías Mario Bevacqua y Adolfo Elvio Jesús Carballo.