Image default

El distanciamiento social durará hasta septiembre en Estados Unidos

Se trata del país más afectado por la pandemia de coronavirus. Desde la Casa Blanca destacaron que la medida es clave para bajar los contagios

El distanciamiento social por el coronavirus se mantendrá al menos hasta septiembre en Estados Unidos, el país más afectado por la pandemia de coronavirus, afirmó hoy la jefa del grupo de trabajo de la Casa Blanca sobre la enfermedad, Deborah Birx.

“El distanciamiento social estará con nosotros a lo largo del verano para garantizar que nos protegemos“, dijo Birx a la televisora NBC, y argumentó su vaticinio en el seguimiento “muy de cerca” que su equipo está efectuando.

“Ahí es donde nos llevan las proyecciones, está muy basado en lo que sucede en Detroit y Louisiana y en otros estados; luego miras Seattle, que nunca alcanzó el pico y nunca tuvo un brote grande, y tratamos de comprender qué podemos hacer”, explicó.

La médica reveló que el grupo de trabajo de la Casa Blanca dejó de basar sus proyecciones en las estadísticas mundiales y se enfocó en la información que recibe acerca de cada brote dentro de Estados Unidos.

Consultada sobre si no temía consecuencias negativas luego de que varios estados reanudaran sus actividades la semana pasada, Birx respondió que mantuvo “buenas conversaciones” con algunos gobernadores y aseguró que estos comprenden los riesgos.

Los mandatarios regionales “hablan de esto no como un encendido de la luz sino como un aumento gradual de la intensidad de la luz, muy lentamente, y por eso (la reapertura) está siendo en fases”, agregó, según la agencia de noticias EFE.

Algunos estados flexibilizaron las restricciones la semana pasada y otros anunciaron que lo harán en los próximos días, y entre todos ellos suman más de la mitad de los 50 distritos del país más afectado por la pandemia, con alrededor de un tercio de los contagios y de un cuarto de los fallecidos por coronavirus en todo el mundo.

En relación con las investigaciones que buscan encontrar vacunas o remedios contra el coronavirus, Birx destacó un reciente descubrimiento según el cual la luz solar podría ser efectiva.

“Personalmente me tranquilizó ver el impacto de la luz del sol, pero deberíamos todavía practicar la distancia social y usar máscaras faciales, aunque es importante ver que la luz solar podría matar el coronavirus”, indicó.

En cambio, respondió brevemente que “eso no es un tratamiento” cuando se le preguntó sobre la declaración del presidente Donald Trump, quien afirmó el jueves pasado -y al día siguiente aclaró que lo había dicho “sarcásticamente”- que el coronavirus podría combatirse inyectándose lavandina u otros desinfectantes.

Quejas de Trump

Trump volvió a confrontar con la prensa, al responder hoy por Twitter a un artículo publicado el jueves pasado por el diario The New York Times acerca de los supuestos hábitos del mandatario durante la cuarentena en la Casa Blanca.

“La gente que me conoce y conoce la historia de nuestro país dice que soy el presidente más trabajador de la historia; no lo sé, pero soy un duro trabajador y probablemente hice más en estos tres años y medio que cualquier otro presidente en la historia”, dijo.

“Y entonces leo una historia falsa de The New York Times sobre mi horario de trabajo y mis hábitos alimentarios, escrito por una reportera de tercera clase que no sabe nada sobre mí”, agregó.

El mandatario no celebró este fin de semana sus conferencias de prensa diarias para informar sobre la situación de la pandemia en el país y ayer sugirió que podría dejar de darlas, según Télam.

“Cuál es el propósito de tener conferencias de prensa en la Casa Blanca cuando los medios de comunicación parciales no hacen más que preguntas hostiles y después rechazan informar la verdad o los hechos en forma precisa”, se preguntó, también en Twitter.

Estados Unidos es por lejos el país más afectado por la pandemia de Covid-19, con 961.969 casos confirmados (32,5% del total mundial) y 54.530 muertes por la enfermedad (26,5% del total global), según la base de datos en línea de la Universidad Johns Hopkins.

Dentro del país, la región más crítica es el estado Nueva York, que hoy registró la cantidad diaria de fallecidos por coronavirus más baja en un mes y se encamina a flexibilizar la cuarentena a partir del 15 de mayo.

“Hemos vuelto a donde estábamos el 31 de marzo, antes de que empezara el dramático incremento en el número de casos”, afirmó el gobernador, Andrew Cuomo, en su conferencia de prensa diaria.

Cuomo reportó que en las últimas 24 horas fallecieron por coronavirus 367 personas (70 menos que ayer) y el estado acumulaba esta tarde alrededor de 288.000 casos confirmados y de 22.000 muertes, 17.000 de ellas en la ciudad de Nueva York.

El gobernador anunció planes de reapertura económica a partir del 15 de mayo pero advirtió que para que se lleven a cabo deberá descender durante 14 días consecutivos la cantidad de personas internadas, de acuerdo con los protocolos oficiales.

Paralelamente, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, reveló que encargó a un grupo de expertos civiles una “hoja de ruta” para elaborar un programa de “transformación” que permita alcanzar en 20 meses una “recuperación justa” de la ciudad tras el impacto causado por la pandemia.

De Blasio aseguró que la curva de contagios seguía bajando y que de mantenerse la tendencia actual, la ciudad podrá dar los “primeros pasos hacia la reanudación” económica a principios de mayo.