Image default

El día que Macri se dió cuenta que el peronismo estaba dormido y no muerto

La caída de la Reforma Política fue el punto de partida para demostrar que el peronismo está más allá de las operaciones del gobierno. Esa visión insensible de la realidad y en especial de la política que tiene el macrismo consiguió que se aceleren las conversaciones para unificar criterios y limar asperezas.

El voto electrónico, que para muchos es una herramienta útil y más transparente que la boleta de papel, para el presidente Mauricio Macri significaba el comienzo de la exterminación del sistema político. Pero subestimar al peronismo y su espíritu de sobrevivencia es no comprender la política y pensar que “arreglar” con algunos dirigentes y sindicalistas es tener garantizado poder hacer lo que se te de la gana, es inocente y hasta tiene un sesgo de ternura.

Macri y “el mejor equipo de los últimos 50 años” no esta económica ni intelectualmente a la altura de las circunstancias. El de Cambiemos da muestras de ser un gobierno de transición, al que le dieron el poder y no sabe que hacer o mejor dicho solo responder a intereses particulares, distintos a los de la gente. Bienvenidos a la realidad.