Image default

El Dengue sabotea los planes del PRO y la Renovación en Misiones de construir las represas Corpus y Garabí

El dengue se transformó en una preocupación nacional, los casos aumentan y la gente entró en pánico. Desde la Organización Mundial de la Salud recomendaron no hacer represas en zonas subtropicales por ser “reservorios gigantes de mosquitos”. Esto complica los planes del PRO y la Renovación para construir las nuevas represas de Corpus y Garabí.

Una vez más la provincia de Misiones padece un fuerte embate de las enfermedades vectoriales y como aun no se percibe una clara política de lucha y/o prevención por parte del gobierno, la población entra en pánico.

En esta ocasión, el protagonista es el Dengue, pero años anteriores se sufrió por Leishmaniasis y Fiebre Amarilla. Siempre la gente aparece indefensa; el gobierno desprevenido y las verdaderas causas escondidas.

Largas filas en los Hospitales, cientos de reclamos de limpieza y fumigación, aumento del precio de repelentes, y poca información oficial sobre el tema. Son los retratos de este caluroso Enero en Misiones.

Después de discutir lo urgente, de a poco se vuelve al debate de fondo. Porque hay Dengue en Misiones? Parte de la discusión está más que clara para los ambientalistas que integran la Mesa Provincial por el NO a las Represas que desde hace años aseguran categóricamente que las hidroeléctricas son parte de las verdaderas causas de las enfermedades vectoriales.“Yacyreta es un reservorio gigante”, indicó el ambientalista Eduardo Lujan.

Y a propósito del tema, sin dudar agregó que “está bien que se haga la campaña para que la población colabore y que se reclame que se fumiguen los barrios y demás, pero nada de eso es suficiente, porque la ciudad está rodeada de agua estancada”.

En este sentido el ambientalista explicó que el problema radica además en que en Posadas hay agua estancada en toda la ciudad, no solo por el Lago de Yacyretá, sino que también los arroyos afluentes del Paraná están “taponados” por la altura excesiva del río y provocan inundaciones cada vez que llueve generándose así grandes charcos de agua dentro de la ciudad sin la contención adecuada.

Luján explicó: “Pero no porque lo digamos nosotros, sino porque esto lo recomienda desde hace ya muchos años la Organización Mundial de la Salud, que recomienda no construir mega represas en zonas tropicales o subtropicales; porque este tipo de enfermedades se transforman en endémicas automáticamente, porque hay una relación directa con el estancamiento del agua y la proliferación de los vectores de estas enfermedades”.

 “Hace veinte años dije que las represas envenenan las aguas generando Dengue y Leishmaniasis, me trataron de loco”, había asegurado el ingeniero Eduardo Basso del Pont al diario TN Goya de Corrientes.

“Represas significan: impactos ambientales tremendos, desalojo de poblaciones de sus lugares de asentamientos, enfermedades, contaminación de las aguas y que el resto de los argentinos paguemos las fiestas de algunos. Sin embargo, sólo nos hacen socios en la contaminación, en el quebranto, en el riesgo de estallido de la represa y en el envenenamiento del agua”,sentenció el ecologista hace un par de años.

Por su parte, al respecto del problema sanitario que trae aparejado la construcción de Represas, el ecologista Raúl Aramendy siempre destacó el informe sobre “Enfermedades Parasitarias, Desarrollo Hídrico” (1994) de la Organización Mundial de la Salud, en la que se recomienda no construir represas hidroeléctricas en zonas tropicales y subtropicales, por considerarlas “zonas de alto riesgo” para las zoonosis, desde el punto de vista ambiental y sanitario.

En este sentido, Aramendy siempre aseguró que la represa de Yacyreta “nos trajo” las enfermedades vectoriales como el Dengue y la Leishmaniasis pero también advirtió que ya se pueden encontrar los vectores de la Esquistosomiasis.

“El desarrollo económico no debe deteriorar la salud, ni causar enfermedades”, señaló Raúl Aramendy.

La Organización Mundial de la Salud, organismo de Naciones Unidas a recomienda “No hacer represas entre los paralelos 30 de latitud norte (Subtropico de Cáncer) y 30 de latitud sur (Subtropico de Capricornio). Misiones se encuentra entre los paralelos 25 y 27. Totalmente dentro de lo que la OMS considera “zona de altísimo riesgo sanitario”. Hacer represas en estas latitudes es montar una “bomba biológica” dice el documento de la OMS “Enfermedades parasitarias y desarrollo hidráulico”, 1994.

Yacyretá: Humberto Schiavoni aplica la “doctrina” Michetti

Misiones, con más casos de dengue en el país y estudian cuadros graves

Represas sí, Ley de Lemas no: primer acuerdo entre la Renovación y PRO

Safrán desesperado y presionado por Closs busca romper la relación de la Renovación con el PRO