Image default

El crimen de la herencia: la novia, el amante y una trama de infidelidad y dinero en la muerte de un comerciante

Ocurrió en 2017 en Río Gallegos, donde Vicente Maillo era un vecino muy reconocido.

Una nueva protagonista apareció en el conmocionante “crimen por la herencia” ocurrido en Río Gallegos en 2017 y del cual fue víctima el conocido comerciante Vicente Maillo (60). Se trata de la novia de uno de los hijastros del hombre, quien para los investigadores fue el nexo entre la familia y el sicario que finalmente asesinó a puñaladas a la víctima.

Así se desprende de las últimas novedades del caso que, según se anunció, irá a juicio oral en los primeros días de septiembre. Quienes investigan están convencidos que Carolina Nacimento, novia de uno de los hijastros de Maillo, fue el nexo con el sicario Cristian Etchbarne. Pero que a su vez era su amante, una relación que la chica habría utilizado para convencer al joven para que ejecutara el crimen a pesar de haberse “arrepentido” tras recibir el dinero y no querer viajar al sur del país para concretar el hecho.

Pero hay más novedades: el abogado de la familia, Carlos Telleldín (el mismo vinculado al atentado a la AMIA) realizó un giro en su estrategia y asegura que presentará pruebas para determinar que se trató de un crimen pasional planeado solo por la esposa Claudia Susana Reina y así desligar a sus dos hijos.

“Es similar al crimen del ex gobernador de Río Negro, Carlos Soria”, dijo Telleldín en declaraciones a medios de Río Gallegos. Soria fue asesinado por su mujer Susana Freydoz el Año Nuevo de 2012. En las investigaciones posteriores al crimen también se especuló con una trama de celos y amantes como argumentos que llevaron a Freydoz a matar a su marido.

El crimen de Vicente Maillo ocurrió en la madrugada del 16 de noviembre de 2017. Apareció apuñalado en su cama en el marco de una supuesta entradera, hipótesis que duró muy poco y puso en el centro de la escena a toda su familia.

Vicente Maillo. Lo asesinaron porque dejó a su familia sin herencia. (El Diario Nuevo Día)
Vicente Maillo. Lo asesinaron porque dejó a su familia sin herencia.

Vicente, un conocido y querido comerciante de Río Gallegos, había reconocido como propios a José Maximiliano (37) y Luis Gabriel (26), los dos hijos de su mujer, Claudia Susana Reina (57). Ellos tres más su abuela, María del Carmen Espiritoso (83, ya fallecida), fueron acusados de planear el homicidio cuando se enteraron que habían quedado afuera de la herencia que Vicente había repartido en vida.

Vicente, su mujer y uno de sus hijastros, cuando eran tiempos felices.
Vicente, su mujer y uno de sus hijastros, cuando eran tiempos felices.
Espiritoso se adjudicó el homicidio para desligar a su hija y a sus nietos. Pero nadie le creyó. Pero fue ella quien lo dopó cuando le hizo la cena aquel 15 de noviembre. Le puso Alplax (un potente somnífero) en los huevos rellenos y así, cuando Vicente estaba bajó sus efectos, el sicario lo atacó.
Las cámaras de seguridad ubicaron a Cristian en la puerta de la casa familiar. Y junto a Claudia en una agencia de viajes donde compró el pasaje en avión para regresar a Buenos Aires. Cristian fue detenido en Pilar. Y según contaron los investigadores está comprobado el vínculo sentimental con Carolina. Y es más: ella lo convenció varias veces que siga adelante con el plan cuando el muchacho se mostraba arrepentido. Después del crimen, la casa de Carolina fue allanada sin resultados positivos. Y de ella no se supo más nada.
La novia del menor de los Maillo y que, según la investigación, fue el nexo con el sicario.
La novia del menor de los Maillo y que, según la investigación, fue el nexo con el sicario.

Carolina era la novia de Luis Maillo. El vínculo lo revelan fotografías encontradas durante la investigación en que se los ve juntos en Buenos Aires. Pero a su vez, paralelamente la chica mantenía una relación con quien está sindicado como el sicario. Para Telleldín “la investigación tiene muchos puntos oscuros. Y está claro que hubo un crimen pasional en el que nada tuvieron que ver los jóvenes”.

Etcherbarne habría cobrado 200 mil pesos para ejecutar el crimen. La madrugada que lo cometió había un solo testigo: Claudia Susana Reina, la esposa de Maillo. La abrió la puerta y después esperó que lo matara a puñaladas.
Por Carlos Guajardo- Clarín