Image default

El consejo de Jimena Barón a las botineras

La actual conductora de “Cortá por Lozano”, tuvo una charla divertidísima con Alejandra Maglietti sobre la manera de estar en pareja con un jugador de fútbol sin salir perjudicada. Aquí, los detalles. 

Entre risas cómplices, recuerdos de sus días al lado de un futbolista y algunas experiencias que sirvieron para no repetir, Jimena Barón protagonizó un desopilante ida y vuelta con Alejandra Maglietti -que está en pareja con Jonás Gutiérrez– y terminó aconsejando a las próximas botineras… ¡basándose en su experiencia personal!

Todo comenzó cuando la invitada remarcó que, en la época que su pareja jugaba en el Newcastle United de Inglaterra, su decisión de no dejar todo para ir acompañarlo fue con fundamentos: “Yo no me fui a vivir. Aparecí, miré un poquito, saludé, dije ‘qué lindo este lugar, me encanta’ y vuelta a casa”, comenzó diciendo Alejandra en el living de Cortá por Lozano.

Al escucharla, la conductora (en reemplazo de Verónica Lozano) chocó las manos con la modelo y sentenció: “Bien, nena… ¡es lo que tendría que haber hecho yo! No lo puedo creer”. A lo que la abogada agregó: “La verdad es que yo pensaba ‘me encanta laburar y tengo mis cosas. ¿Y si después vuelve al toque y yo dejé todo para estar seis meses afuera?’.

Ante la risa de Barón, quien si había decidido acompañar en su momento a Daniel Osvaldo, con quien tuvo a su hijo Morrison, Alejandra intervino: “Perdón, no te quiero hacer sentir mal. ¿Qué consejos les darías a las que están emprendiendo el ‘botinerismo’?”.

“No largar todo. Y si largás, casate al toque. No, eso de ser la novia que deja todo. Bueno, por suerte salió La Tonta de ahí (su primer trabajo discográfico inspirado en lo que fue su experiencia con el padre de su hijo). Pero sos la novia, dejás todo y el día de mañana se toman el palo, se tatúan Roberta en el brazo (en referencia al tatuaje que Osvaldo se hizo con el nombre de Militta Bora, con quien tuvo un breve romance tras su ruptura con Jimena) y te quedás con dos ojotas y una toalla. No, eso jamás. Si dejás todo, gancho”, cerró la artista, con su característico humor.

¿Clarito?