Image default

El Banco Central flexibiliza el cepo a importadores para evitar desabastecimientos

Para que no se trabe la producción nacional, autoriza el pago de deudas comerciales con el exterior dentro del límite de u$s 1 millón de acceso directo al mercado de cambio. Es para descomprimir la cadena de pagos en dólares.

El directorio del Banco Central decidió autorizar la cancelación de las deudas comerciales con el exterior dentro del límite de un millón de dólares, la medida rige con acceso directo al mercado de cambio y ya funciona para aquellos pagos que se realicen anticipados a las importaciones. La resolución de la entidad bancaria nacional incluyó como medida liberar el pago de las cartas de crédito que fueron otorgadas por otros bancos internacionales facilitando así a los importadores locales al momento de su efectivo vencimiento.

Bajo la conducción de Miguel Angel Pesce, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) indicó que una unidad de cámaras empresariales logró identificar las “dificultades que encuentran las empresas en la normativa cambiaria referida al pago de importaciones”. La representación de las distintas cámaras destacó que  “con ese diagnóstico, el Banco Central, dentro del marco restringido del mercado de cambios, resolvió los problemas planteados que no deterioran el contexto general”.

La autoridad monetaria había tomado la decisión de que los importadores podrían acceder directamente al mercado oficial de cambios para enfrentar sus obligaciones desde el momento que despachaban su embarque en puerto de origen. El organismo autárquico del Estado Nacional definió que la disposición fue “parte de la normalización del acceso al mercado de cambio”.

La unidad de cámaras empresariales estuvo conformada por la Unión Industrial Argentina (UIA), la Asociación de Fabricantes de Automotores (ADEFA), la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC), y la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (ADIMRA); sumados a los representantes de las Pequeñas y Medianas empresas (PyMEs), además de otras entidades que también estuvieron presentes en distintos encuentros con el objetivo de llegar a un punto en común y acordar sobre las principales dificultades con respecto a las normativas cambiarias y los pagos de importaciones.

El BCRhabía habilitado hacía menos de dos semanas el pago de importaciones en origen, dando como ventaja para importadores la opción de acceder al mercado oficial de cambios. El objetivo de esta habilitación tiene como finalidad que los comerciantes puedan hacer frente a las obligaciones una vez que despachan el embarque en puerto de origen. La medida forma parte de la normalización del acceso al mercado de cambio que se dispuso a través de la comunicación A7030. La vigencia de esta medida tiene finalización el día 31 de julio.