Image default

Eduardo Arnold: “Néstor Kirchner era un recaudador compulsivo ”

El ex vicegobernador de San Cruz dialogó con Chiche Gelblung sobre su vínculo con el empresario que ya fue detenido en San Fernando.

El ex vicegobernador de Santa Cruz durante la gestión de Néstor Kirchner en la provincia, Eduardo Arnold, habló de las denuncias contra la familia Kirchner y de la situación judicial de Lázaro Báez, y sostuvo que Néstor Kirchner “era un recaudador compulsivo: le encantaba el dinero y así como abrazó a la caja fuerte y dijo: ‘Éxtasis’, cuando cobraba los alquileres le gustaba estar varios días con los bolsillos muy abultados de dinero y demás”.

En diálogo con La Once Diez, añadió que “era algo patológico” y subrayó que el ex Presidente “era un recaudador sin límites, absolutamente compulsivo”. “Desde el mismo momento en que le tocaba administrar algo, sabía perfectamente lo que quería y lo que hacía”, manifestó.

En este sentido, comentó: “Yo lo descubrí luego de la primera reelección que tuvimos [en Santa Cruz] porque me lo hizo notar un técnico que me trajo los sobreprecios que se manjeaban en la provincia con respecto a la obra pública y el sobreprecio que había en las licitaciones de la provincia”.

“Eran más de mil millones de pesos en su momento, y eso que no había pasado tanto tiempo: ahí comenzaron nuestras dificultades y problemas”, explicó.

Por otro lado, y en referencia a la detención de Lázaro Báez, Arnold declaró: “Que la Justicia esté tomando las medidas que está tomando es una satisfacción para los que hemos sufrido el kirchnerismo y supongo que para todo el pueblo argentino, porque vemos cómo un gobierno democrático está funcionando en sus tres poderes de forma independiente”.

Así, pidió “que a la Justicia no la molesten y la dejen trabajar tranquila, que evidentemente están empezando a hacer las cosas en algún sentido bien”, y mostró su indignación por “estos videos asquerosos que teníamos que ver por la televisión, en los que brindaban con whisky y fumaban habanos mientras contaban el dinero de los argentinos”.

“Más que condenados por la Justicia, ya están condenados por la sociedad”, finalizó.