Image default

Duhalde: “Cristina es parte del pasado”

El ex presidente Eduardo Duhalde aseguró que sería “un chiste” que Cristina Kirchner se postule como candidata en las elecciones legislativas de 2017. En este sentido remarcó que la ex presidenta “es el pasado”. Incluso, llegó a comparar las aspiraciones electorales de la ex jefa de Estado con las de Carlos Menem en 2003.

El ex presidente Eduardo Duhalde minimizó una eventual candidatura de la ex mandataria Cristina Kirchner en las próximas elecciones legislativas. Consideró que sería un “chiste” que aspire a volver a la política institucional, dado que no tiene chances porque es “parte del pasado”.

Duhalde comparó la situación de la jefa del Frente para la Victoria con la del también ex presidente Carlos Menem, de quien dijo que tenía un “piso del 24 por ciento” de votos y un “techo del 28 por ciento” cuando se volvió a presentar a presidente en 2003 pero renunció a participar en el balotaje con Néstor Kirchner.

“Es un chiste, Cristina no puede ser candidata”, aseguró en diálogo con Radio Mitre. “No hablemos más del pasado, hay que hablar del futuro”,insistió el dirigente justicialista, al dar por finalizada la experiencia kirchnerista.

Duhalde fundamentó esta hipótesis al citar el antecedente de Carlos Menem, quien luego de sus dos mandatos nunca pudo volver a remontar vuelo a nivel político más allá de su provincia (La Rioja).“Cristina al igual que el doctor Menem, que tenía 23, 24 de piso y 28 de techo y lo mismo Cristina, es el pasado y el reloj de la historia no marcha para atrás”.

Menem había intentado una tercera presidencia en 2003 y pese a quedar posicionado primero al cabo de la primera vuelta, luego declinó competir en el balotaje a la luz de lo que indicaban todas las encuestas sobre su elevada imagen negativa en la sociedad, lo que hubiera inclinado la balanza a favor de Kirchner.

Ahora las especulaciones rondan alrededor de una posible candidatura a senadora nacional (o eventualmente a diputada) por la provincia de Buenos Aires de Cristina, alternativa que es fogoneada por el kirchnerismo duro, desalentada por el peronismo no kirchenrista y analizada con cautela por un conjunto de intendentes del conurbano que se ubican en la “avenida del medio” entre los dos extremos.

De todos modos, Cristina Kirchner avisó en reiteradas oportunidades que no quiere ser un “obstáculo” para la conformación de un gran “Frente Ciudadano” del campo nacional y popular para enfrentar a Cambiemos, por lo que dio más señales de que no participaría en las elecciones del 2017.

Además, la ex presidenta afronta un complicado frente judicial que ella resume como un dispositivo de “persecución política” contra su figura. Ese contexto no es el más favorable para que se lance a la competencia electoral el próximo año.