Image default

Diego Maradona y su particular look en el bautismo de su nieto Dieguito Matías

El exfutbolista estuvo en la ceremonia junto con sus hijos Diego Junior y Jana, en Nordelta, vestido de una manera singular y con un sombrero.

La vida de Diego Maradona transita en una caja de resonancias sin igual. Alcanza con recordar su jornada de viernes en la que una visita de rutina a una clínica se transformó en un tema nacional que disparó versiones de todo tipo.

Acostumbrado a ese vértigo, el Diez despejó rumores y continuó con sus planes. Entre ellos, el bautismo de uno de sus nietos al que asistió este sábado.

Diego Maradona, en el bautismo de su nieto Diego Matías.

Diego Maradona, en el bautismo de su nieto Diego Matías.

“Junto a mis hijos Jana y Diego, en el bautismo de Dieguito Matías. Muy feliz de ser el padrino!”, publicó en sus redes sociales junto a una imagen del bautismo de su nieto Diego Matías, el hijo de Diego Jr.

En la foto se destaca el look del astro argentino, con bermudas, camisa de mangas cortas, moño y un sombrero al tono.

En el bautismo estuvieron los hermanos de Maradona, su hijo Diego Fernando (producto de la relación con Verónica Ojeda) y su abogado y mano derecha, Matías Morla, quien volvió de Culiacán donde confirmó la continuidad de Diego al frente de Dorados.

Diego, con sus hermanos en el bautismo de Diego Matías.

Diego, con sus hermanos en el bautismo de Diego Matías.

El evento se llevó a cabo el mismo día del debut de Dorados en el Torneo Apertura del Ascenso MX, al que no asistirá Diego, con el aval correspondiente del club que dirige.

Este viernes, Maradona renovó su contrato con Dorados por seis meses más y se espera que viaje a Culiacán en alrededor de 10 días para retomar sus funciones como director técnico y buscar el ascenso a la máxima categoría.

Antes, deberá someterse a una operación programada, que no reviste gravedad, para suturar una herida interna en el estómago.

“Fui a hacerme resonancias. Los boludos son como las hormigas: están en todos lados. No pasó nada”, declaró Diego el viernes a Radio La Red horas después de abandonar la clínica en la que se realizó estudios y tras la ola de rumores que alertaban un diagnóstico complicado.

Según trascendió, el Diez fue a realizarse un chequeo de rutina, pero le detectaron un sangrado estomacal que requirió nuevos estudios y debido al cual deberá realizarse una intervención la semana próxima.

Fiel a su estilo, Maradona eludió precisiones y bromeó al respecto. “Entré a la clínica con 58 años y salí con 50”, dijo de buen humor.

Y agradeció haber recibido mensajes de afecto y preocupación de sus seguidores. “El amor no cambia: todos me desearon lo mejor”.