Image default

Denunciaron a Pablo Rago por violación

Érica Basile radicó su acusación en una comisaría y narró la experiencia que tuvo con el actor.

Érica Basile contó que comenzó a hablar con Pablo Rago en 2015, ambos pegaron onda, él la invitó a la casa y ella fue. La joven contó que el actor le prometió que la iba a ayudar a buscar trabajo como limpieza o maquillaje en algún lado, ella estaba pasando un mal momento recién separada con un hijo.

En la casa de Rago se comenzaron a besar y el actor la violó. Érica presentó la denuncia en la comisaría Comunal N° 11 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

La joven contó que en la casa del actor ella tomó alcohol y él a eso le sumó un cigarrillo de marihuana. “Empezó a tocarme e introdujo sus manos haciendo presión en mis partes íntimas, lo que él quería un pedido sobre algo que no yo estaba acostumbrada. Quería que lo orine. Me tocaba para que lo orine encima”, reveló la denunciante en una entrevista con Ulises Jaitt para “El Show del Espectáculo”, AM La Salada.

Érika contó que el actor además la comenzó a filmar: “Yo no quería y le corrí la cámara, pero la dejó. Siguió haciendo lo que él quería. Se puso histérico y caprichoso. Me siguió apretando para que lo orine y me puse incómoda, me di cuenta de que no estaba bien lo que estaba pasando. Empezó a gritarme diciéndome que era una nena que no le gustaba que me traten como una p…. Yo le puse los puntos, pero me hacía burlas. Siempre me humilló, me ninguneó, siempre”, dijo Basile.

“Cuando logró calmarse, se volvió a acercar y ahí hubo una penetración que no fue consentida”, reveló Érica y aseguró que el actor no frenó pese a que se lo pidió.

“Cuando me fui no lo hablé con nadie porque no sabía cómo. No me salían las palabras, y tampoco lo hice con un familiar. Era algo que me perturbaba mucho”, explicó la mujer sobre por qué tardó en presentar la denuncia. “Hoy hablarlo me da paz, estoy con ataques de pánico”, sostuvo.

Además, la víctima contó que luego de ese episodio le siguió escribiendo. “Después de eso me mandaba videos masturbándose y preguntándome ‘¿Cuándo vas a venir a tocarme?’. Yo no volví más, quedé humillada. Él me pedía fotos y fue como un abuso de poder. Él denigra a las personas”, contó.

“Me guarde todo esto con angustia, sintiéndome siempre humillada”, dijo y aseguró que al hacer la denuncia se “liberó de la culpa”. “Es un violento y un machista, las mujeres para él somos un objeto”, afirmó. “Se burló de mi necesidad, nosotros hablábamos mucho”, agregó.

Érika aseguró que quiere que “se haga Justicia” y que tiene miedo a represarías por parte del actor. “No es justo que porque sea conocido abuse así”, finalizó.