Image default

¿Denunciará Macri la pesada herencia que dejó Cristina?

Los analistas más importantes se preguntan por qué María Eugenia Vidal dijo que asumía en una provincia quebrada y el presidente Macri todavía no hizo lo mismo. Y esta pregunta se la hacen todos los días a Rogelio Frigerio, el ministro del Interior y a otros ministros, y responden que todavía no saben con qué se encontraron y que lo harán en su debido momento.

Durán Barba maneja unas encuestas que le dan a Mauricio Macri un 65% de imagen positiva y un 81% que tiene esperanzas positivas con el nuevo gobierno. Pero hay un dato negativo para la actual administración y es que la imagen positiva de CFK es del 47%. Por lo tanto, el asesor ecuatoriano recomienda no hacer alusión a la herencia recibida, pero otros ministros y dirigentes sostienen que la única manera de bajar esa apreciación positiva sobre la ex presidente es decirle a la opinión pública el desastre en que quedó la administración pública y los graves problemas que hay que superar. Durán Barba dice que esa función le corresponde a los medios de comunicación, especialmente al grupo Clarín, que ya empezó el domingo pasado con un excelente documental que hace pensar a los argentinos cómo pudo pasar semejante desastre durante doce años y que solamente en el último año un 52% se dio cuenta del estado de emergencia que vive el país, aunque en realidad es más del 52%, porque un 10% de los que votaron a UNA eligieron luego a Scioli porque es peronista y Macri no pero, después de la asunción, los discursos del nuevo presidente conformaron a muchos que no lo votaron.

No sólo hay graves problemas económicos que afrontar, como que no hay dinero para pagar el bono de fin de año para los estatales y que se va a tener que seguir emitiendo para pagar sueldos y aguinaldos de diciembre, aumentado la base monetaria, aunque el dólar, en vez de subir, baja, por las atractivas tasas de interés que retienen a los depositantes.

Otra grave herencia es el desorden en la calle, como los trabajadores de Cresta Roja en la avenida 9 de Julio y en el camino a Ezeiza, impidiendo a los pasajeros que lleguen cómodos, y otras marchas, como anuncia la CTA. Pero mucho más graves son los importantes aumentos de precios, aunque el dólar libre baje su cotización y retrocedan los aumentos que hubo en la última semana de noviembre y estas dos de diciembre.

Así las cosas, los próximos días determinarán si se sigue el consejo de Durán Barba o se lanza un libro blanco con los desastres de la pesada herencia recibida.

Por Guillermo Cherashny