Image default

Denuncian que en Misiones dejaron vencer miles de cajas de remedios de entrega gratuita

El ministro de Desarrollo Social de la provincia de Misiones, Lisandro Benmaor, uno de los preferidos de Carolina Stanley, no para de sumar desidia e inacción en su gestión de “bienestar social”.

Tras los 5 mil panes dulces que se pudrieron en depósitos del Gobierno por no entregarlos a los pobres, ahora se denuncian el vencimiento de fecha de consumo de miles de cajas de remedios para indigentes y abuelitos misioneros. Benmaor regresó hace unos días del Caribe y teme que el escándalo tenga repercusiones en la Justicia Penal. Se anticipa que un diputado de Cambiemos, Ariel “Pepe” Pianesi, sería el designado de encarar un pedido de informe. según lo publicado en el portal Poder y Política.

El ministro de Desarrollo Social de la Provincia de Misiones, Lisandro Benmaor, no logra frenar la escalada de escándalos que salpican su cuestionada gestión y, quizás también, la profunda ambición -que ya no oculta- de ser un postulante renovador a la gobernación.

Mientras Benmaor aterrizaba en Posadas, tras pasar dos semanas de glamorosas vacaciones en el majestuoso Caribe, con todo el clan familiar, se enteró que varios diputados de la oposición recibieron información confidencial sobre el stock de medicamentos y alimentos vencidos, que se ocultan en los distintos depósitos del denominado “Ministerio de los Pobres”.

Esa información, documentada y detallada que recorre algunos despachos de la tibia oposición, revela que el pediatra Benmaor no sólo dejó pudrir miles de pan dulce tras las navidades de 2017. También dejó que se fermenten budines, centenares de cajas de puré de tomates para los comedores comunitarios, y lo que es peor, dejo caer los vencimientos de miles de cajas de remedios destinados a enfermos sin recursos y abuelitos sin obra social.

Los documentos gráficos son contundentes. Por ejemplo, se observa que hay decenas y decenas de cajas de Ulcozol Suspensión x 35 ml, un inhibidor gástrico que tenía fecha de vencimiento el pasado 3 de febrero de 2017, según se puede leer en su etiqueta. El antiulceroso del Laboratorio Bagó suele tener un costo, de venta al público de unos $300 por frasco.

Pero la desidia del cuestionado Ministro Benmaor no termina allí. Hay miles de cajas vencidas del costoso Minuslip Duo Ivax, que los enfermos de ‘hígado graso’ y con ‘colesterol alto’ les suele costar más de $650 por caja, cada vez que tienen que pasar por el mostrador de una farmacia.

En los depósitos de Bienestar Social, uno de los ¿”niños mimados”? de los cultores del refresh renovador K, también oculta -casi con desprecio- miles de budines (que no entregó en las fiestas de fin de año), y decenas de cajas de puré de tomate que suelen escasear en los comedores barriales, a la hora del consabido guiso.

“Sinceramente entristece hasta el hueso y genera bronca incontenible ver como el Ministro Benmaor y su gabinete social dilapidan alimentos y medicamentos que faltan en miles de hogares misioneros. Encima estamos hablando de mercaderías que vienen del Estado nacional, y donde también asombra la falta de controles de organismos o de los propios legisladores sobre el tema. Es como si hubiera un pacto de silencio…”, se lamentó un asesor radical de la cámara de diputados provincial, que espera la intervención de algún correligionario en el tema.

¿El caso toma estado parlamentario?

En esa línea, casualmente trascendió en la oposición, que ni los “revolucionarios K del Pays” ni los más incisivos legisladores de Cambiemos se mostraron muy comprometidos con desinsacular semejante inoperancia y desidia ministerial. Sin embargo, trascendió que uno de los elegidos para impulsar una investigación sobre el “escándalo de los productos vencidos” en Bienestar Social podría ser un hombre de pura prosapia radical en la sociedad de Cambiemos, el reciente asumido diputado provincial Ariel “Pepe” Pianesi.

Algunos lo señalan como el hombre que podría abrir una investigación parlametaria del caso, aprovechando su profesión de abogado, y las ganas que suele exteriorizar en su lucha contra la corrupción en los ministerios del gobierno de Hugo Passalacqua.

Pero hay algunos incrédulos en el propio radicalismo aliancista. Los que recuerdan que Pianesi sería incapaz de meterse en una investigación contra un amigo de familia. Se sabe que los Benmaor han sido socios de los Pianesi en negocios de la medicina privada, cuando Hugo, padre de Lisandro, y Jorge, padre de Pepe, fueron socios fundadores del sanatorio Perinat, hoy absorbido por la estructura medica del Sanatorio Boratti.

https://i.ytimg.com/vi/5TizTySx2-k/maxresdefault.jpg