Image default

Denuncia contra Pan American Energy, filial Argentina de la British Petroleum, por derrames, contaminación y daños producidos por el fracking

La justicia no se expide, la contaminación avanza, el daño se profundiza, las respuestas no llegan. Los ganadores se mofan , los pueblos esperan.

Transcribimos a continuación un reportaje producido por Radio Mundo Real, el 4 de enero del 2019, es “viejo”, sobre los derrames en Vaca Muerta, fracking, y presencia de residuos tóxicos en Patagonia Argentina.

La Confederación Mapuche de la provincia de Neuquén presentó a mediados de diciembre pasado una denuncia penal contra Pan American Energy, filial de British Petroleum, por arrojar ilegalmente residuos tóxicos de fracking en la Patagonia.

La denuncia de la Confederación Mapuche de Neuquén es contra las autoridades provinciales y la compañía local de tratamiento de residuos de fracking Treater Neuquén S.A. vinculada a Pan American Energy (PAE) -aunque PAE lo niegue, figura como cliente de Treater-. También se denuncia a empresas transnacionales como Exxon y Total.

La población de Añelo, campos agrícolas y el Río Neuquén podrían estar expuestos a contaminación por ilegalidades de la empresa recolectora Treater S.A., proveedor de YPF. A la fecha, las petroleras continúan haciendo uso de sus servicios a sabiendas de las irregularidades.

Para Martín Álvarez, investigador del Observatorio Petrolero Sur (Opsur) esta denuncia «deja a las claras las (nulas) políticas de fiscalización y control que existen por parte del Estado provincial».

Álvarez explicó a Radio Mundo Real que estos residuos están muy cerca de ciudades como Añelo y son vertidos directamente sobre los suelos, contaminándolos porque contienen altos niveles de hidrocarburos, metales pesados y elementos radiactivos que presentan riesgos de reproducción e inhalación.

Esta problemática se ha extendido de la provincia de Neuquén a las de Río Negro y Mendoza, donde ya han comenzado ha realizar esta técnica para la explotación de hidrocarburos no convencionales.

Desde Opsur han realizado decenas de advertencias sobre las consecuencias que trae este proyecto extractivista de Vaca Muerta, como cualquiera que implique la técnica del fracking (fractura hidráulica). De hecho, en 2016, la organización ya había registrado la inadecuada forma de verter residuos petroleros en la zona.

La mala gestión de residuos petroleros es otra prueba de la “desplanificación total de los gobiernos provinciales” en este tema.

Además, 2018 ha sido un año récord en accidentes y muertes de operarios que trabajan en la zona del yacimiento Vaca Muerta. Para Álvarez esta es otra prueba de que “la técnica es nociva, es dañina y genera unas burbujas que son insostenibles para cualquier territorio”. En este sentido, el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (DESC) de la ONU solicitó al gobierno argentino que reconsidere el uso de la técnica de fracking y advirtió que las consecuencias ambientales de las explotaciones en Vaca Muerta.