Image default

De Rossi se despidió de Boca Juniors

El italiano dejará la actividad profesional.

De Rossi, ídolo del club Roma y ex capitán del seleccionado de su país, viajará a Italia (de donde arribó el viernes pasado) por un problema familiar que lo llevaría a anunciar su retiro de la práctica del fútbol, señalaron allegados al plantel boquense.

El experimentado volante, de 36 años, le avisó del problema al entrenador Miguel Ángel Russo y pudo dialogar con Juan Román Riquelme, vicepresidente segundo y responsable del fútbol de Boca, quien le dijo que resuelva tranquilo y que las puertas del club siguen abiertas para él.

Daniele De Rossi partió del predio que Boca Juniors tiene en Ezeiza antes de que sus compañeros pasaran a almorzar, en la pretemporada de doble turno que realizan los jugadores xeneizes.

“Tengo necesidad de acercarme a mi hija que vive en Italia, me extraña y la extraño, no hay otro tipo de problema, ni con (Juan Román) Riquelme ni con nadie. La nueva dirigencia trató de convencerme, pero la decisión es definitiva. No pensaba que podía amar a otro club que no sea Roma, una parte de mi corazón se queda en Boca”, declaró De Rossi en conferencia de prensa desde La Bombonera, acompañado por el presidente Jorge Ameal.

El volante italiano, de 36 años, aseguró que la dirigencia le ofreció “tiempo y ayuda” con la idea de retenerlo un tiempo más, pero fue en vano.

“Me despido de un club que entró en mi corazón y me despido de toda mi vida. Tengo 36 años, iba a pasar en junio o en diciembre”, indicó muy emocionado el ex Roma de Italia.

“Mi hija mayor es la única que se quedó en Roma. A los 14 años necesita de su padre cerca, no tiene problemas, nada la pone en peligro, solo tengo que acercarme. Seguro trabajaré en el fútbol, en Italia, pero cerca de ella”, apuntó el ex volante del seleccionado italiano.

En cuanto a su futuro, sostuvo que “voy a descubrir lo que voy a hacer. Veré cómo evoluciona mi vida sin el fútbol. Tengo el deseo de ser entrenador, de aprender cosas en este mundo, tendré algunos meses de vacaciones y creo que lo voy a disfrutar, estando cerca del mundo. No me voy a alejar mucho del mundo del fútbol, seré dirigente o utilero”.

El ídolo de Roma de Italia, donde disputó 616 encuentros, precisó que su aventura en Boca “fue mágica” y que consideró “respetuoso” dar a conocer esta decisión en público, ante la prensa.

“Le agradezco a la dirigencia, al presidente de entonces, (Daniel) Angelici, a Nicolás Burdisso que tuvo un rol especial. No me gusta vender humo, como dicen acá, pero sigo siendo parte de Boca, para siempre. El destino nos juntará. Volveré, miraré partidos de Boca, encontré gente que hizo mágica mi llegada acá, no lo olvidaré”, apuntó Daniele De Rossi.

“Lo raro es que hice la revisión médica, me sentía muy bien, pero la decisión está tomada. Me cuesta irme sin haber dejado algo futbolístico”, aseguró el ex volante italiano.

De Rossi ya firmó la rescisión del contrato luego de siete partidos, cinco como titular. El día de su debut le hizo un gol a Almagro, por la Copa Argentina, partido que el equipo que entonces dirigía Gustavo Alfaro empató 1 a 1 y luego perdió por penales.

“Después de la eliminación con River (semifinales de Copa Libertadores en La Bombonera) no faltó el apoyo de la gente y el cuerpo técnico; tengo un buen recuerdo. (Gustavo) Alfaro dio todo desde el primer día”, señaló De Rossi sobre el ex entrenador xeneize.

“La gente de Boca me dejó mucho más de lo que yo dejé. Espero haber sido importante por haber haber abierto el camino para los jugadores europeos. Hubiese sido más feliz si dejaba algo en la cancha. Lo que se vive en Boca no se vive en ningún otro lado”, destacó el ex futbolista italiano.

Por su parte, el presidente de Boca, Jorge Amor Ameal, calificó a De Rossi como “un gran ser humano” y lo nombró embajador de Boca en el exterior.

“Lo nombraremos embajador en Italia para que nos dé una mano. El fútbol no se pudo resolver, pero en el corto plazo nos deja un gran recuerdo. Deja una puerta abierta para otros europeos”, cerró el presidente de Boca, quien le obsequió una plaqueta por su paso en el club.

Cabe recordar que la actual comisión directiva boquense encabezada por Ameal secundados por Mario Pergolini y Riquelme estuvo apunto rescindirle el contrato que había firmado hasta 2020 aunque decidieron que continuará y estuvo presente en los trabajos de pretemporada.

La incorporación del romano se atribuyó al entonces manager boquense Nicolás Burdisso, amigo de De Rossi, a quien quiso cumplirle el sueño de jugar en Boca Juniors antes de terminar su carrera. Un mes antes de la llegada del italiano, el ex DT Gustavo Alfaro había sido tajante: “Yo no lo pedí”.

Sin embargo, Burdisso insistió con el veterano mediocampista. En declaraciones a ESPN había explicado: “Esperemos que llegue, venga, firme y que se predisponga al mundo Boca, aunque ya lo hizo desde el momento que tomó la decisión de venir”.

Sobre los rumores del retiro de De Rossi, había contestado: “En ningún momento se iba a retirar, el tema es que estaba evaluando situaciones. Que haya cambiado 16 años de trayectoria en la Roma para venir a jugar a Boca es para celebrar”.

De Rossi jugó 616 partidos oficiales para la Roma entre 2001 y 2019, con un palmarés de 63 goles, dos Copas de Italia y dos Supercopas italianas.

No obstante, con la camiseta del seleccionado italiano fue campeón europeo Sub-21 en Alemania 2004 y campeón mundial también en tierra germana en 2006, acumulando con la “azzurra” 117 partidos y 21 tantos.