Image default

De operaciones judiciales, árboles y bosques

La abogada Graciana Peñafort y el periodista Adrián Murano hilaron miradas jurídicas y políticas sobre el #GloriaGate. Forum Shopping, “lava jato” selectivo, judicialización de la política e interna peronista.

La orden de detención masiva a ex funcionarios y empresarios emitida por el juez Claudio Bonadio provocó airadas reacciones en ámbitos judiciales, políticos y mediáticos. El martes, a pocas horas de conocidas las novedades judiciales, en sus cuentas de twitter la abogada Graciana Peñafort detalló críticas y sospechas jurídicas, mientras que el periodista Adrián Murano hiló una evaluación sobre el posible impacto político del “escándalo” en el incipiente escenario electoral.

“Es como un guión reciclado de cosas ya dichas”

Por Graciana Peñafort*

Me despertó la llamada de un colega para contarme las detenciones de hoy de Bonadio. Llamé a las tres personas por las que siento estima que figuran en esa causa. Desconcierto. Me puse a leer las noticias y mi cabeza de abogada empezó a hacerse preguntas.

Primero, ¿qué causa es la causa donde se investigó? Dicen que es la causa de GNL, la del perito trucho. Pero cuando mirás los nombres, resulta que no hay empresarios del gas ahí. Me dicen que ahí declaró la mujer de Centeno, el chofer escriba.

Anoche me dormí leyendo el libro de Pablo Slonimsqui, “Forum Shopping”. La declaracion de la mujer del chofer parece una clara maniobra de forum shopping. Alguien le aconsejó declarar en el juzgado de Bonadio para que la denuncia quedara radicada en ese juzgado y no en otro.

Y eso me da mala espina. Lo segundo es que la mujer de Centeno ya había hecho una denuncia sobre cajas fuertes ocultas. Que resultó falsa. Me hace acordar a las denuncias de las bóvedas que hizo Fariña. Que también resultó falsa, aunque excavaron media patagonia buscando.

También lo de los bolsos. Ya hablaron de los bolsos de López. Y también los bolsos que denunció la ex secretaria de Néstor. Y que después se desdijo ante la justicia. Y el nombre de Muñoz, que esta muerto y no puede declarar. Es como un guión reciclado de cosas ya dichas.

¿Será un guionista? Después los nombres de los empresarios. Primero ninguno tiene nada que ver con la causa de Gas licuado. Segundo, si se trata de un circuito de coimas de empresas energéticas, estarían faltando nombres. Si se trata de obra publica, también estarían faltando nombres.

Hay otros nombres sorprendentes. Primero el de Sánchez Caballero, que es IECSA. Balas cerca de Macri. Los otros son el de Javier Fernández y el de Parrilli. Mucho servicio para un solo testimonio. Esos son nombres raros. Parece mas una interna de la SIDE ese punto.

Y no entiendo el nombre de Abal Medina ahí. Que nadie crea que pretenda defender al ex senador, hoy funcionario macrista. Pero su nombre en esta causa es una disonancia extraña.

Es extraño también el tenor de los escritos del chofer, que esta hecho en un registro raro para diario de anotaciones propio. Mi pregunta es ¿para quién aclara? O mejor dicho, ¿para quién escribe y con qué propósito? ¿Escribe mientras sucede? ¿Hace memoria?

Diego Cabot, que hizo la investigación periodística, señala que hace seis meses que tiene los cuadernos. ¿Centeno no se dio cuenta en seis meses que los cuadernos no estaban mas en su poder? ¿No le avisó a nadie? Eso discúlpenme pero es rarísimo, de toda raritud.

Todo tiene un aire artificial. Armado. Me gustaría decir que lo determinará la justicia, pero Bonadio y la justicia son antónimos entre si. Y como intuyo una maniobra de forum shopping para que sea Bonadio el juez de la causa, más armado artificial me da.

El hecho que conocidas las detenciones se haya dictado el secreto de sumario también me da mala espina. Ya tienen el titular periodístico, ya llamaron a indagatoria a CFK y ahora desaparece la posibilidad de acceder a mayor información.

Me pregunto por una ausencia rara ¿Donde está lopez? ¿No aparece? Ni siquiera está mencionado en 10 años de anotaciones? Es como si un imaginario guionista hubiese armado un relato y descartado fichas por alguna causa. Veremos como sigue la historia . Pero si me hice estas preguntas. No tengo respuestas

En twitter: @gracepenafort
Abogada, peronista, lectora empedernida, exorcista de enanos de jardin. Los perros se comieron el sillon “Los muertos sin alma me quieren juzgar… A mi!”
“La crisis económica y social tiene consecuencias que el escándalo judicial de turno ya no puede maquillar”

Por Adrián Murano

Desde hoy, una clave de las elecciones que vienen pasará por saber cuántos votantes creerán que CFK desconocía los curros de su entorno familiar y político. Y cuántos creerán que Macri es ajeno a los curros de su gabinete y su clan familiar.
Al peronismo “de centro” le gusta esto.

¿Fue casual que Bonadio (PJ-derecha) haya dispuesto las detenciones mientras Pichetto lanzaba el peronismo “de centro” y sin CFK en tevé?
No parece.
¿Eso exculpa a los funcionarios y empresarios involucrados?
Tampoco. Indica, en principio, que el poder real salió a jugar fuerte en el escenario electoral, marcando su preferencia por el peronismo de centro derecha.
Ojalá fallen en el cálculo y esto termine con todo el establishment preso. Pero no va a pasar.

La campaña “son lo mismo” parece tener alcance limitado. Los ex funcionarios K devenidos en “centristas” (a excepción de Abal Medina) y el Vidal-Larretismo por ahora zafan. También, claro, quedan afuera empresarios top, banqueros y dueños de grandes medios. Así las cosas, nos encaminamos a otra campaña electoral “judicializada”, donde se hablará más de bolsos que de ideas políticas. El viejo truco del status quo para perpetuarse, gobierne quien gobierne.

Y maximizar ganancias, mientras el público se entretiene con el circo de la política intratable.
¿Es importante que vayan presos funcionarios y empresarios por supuestos hechos de corrupción?
Claro.
¿Es lo único que pasa?
No.
¿El árbol tapará -otra vez- el bosque?
Difícil.

La crisis económica y social tiene consecuencias que el escándalo judicial de turno ya no puede maquillar. Pero busca moldear el escenario electoral dejando a la economía en segundo plano. Lógico: al poder real le conviene más que se ventile corrupción que discutir modelos.

De modo que la democracia argentina parece quedar, otra vez, rehén de los operadores judiciales, los inversores económicos de campañas y los formadores de opinión.
Total normalidad

Aclaración: no doy por cierta ninguna imputación, porque como bien explica @gracepenafort, el caso es más oscuro que el carbón. Pero sería necio negar su impacto político: no importa si es cierto, importa si “la gente” lo cree o no. En eso radica el éxito electoral de las fake news.

En twitter: @adrianmurano
Periodista. Autor de Banqueros, los dueños del poder y El Agitador. Mis opiniones son mías

Fuente: revista Zoom