Image default

Das Neves se enfrenta a Macri y trata a Aranguren de “impresentable”

El gobernador Mario Das Neves, cuestionó las políticas implementadas por el gobierno del presidente Mauricio Macri, advirtió que los funcionarios nacionales “no conocen el país” y aseguró que “hay una mirada hacia la provincia de Buenos Aires y la Pampa Húmeda, que es donde está la mayoría electoral, en desmedro del resto del país”.

Mario Das Neves, destrozó este lunes por la tarde las especulaciones que la Casa Rosada filtró el fin de semana en los diarios sobre su presunto apoyo al proyecto oficial de reforma de Ganancias. “El impresentable de Aranguren y ese ministro de Comercio que nunca nos recibe”, dijo indignado en una entrevista con C5N, cuando le preguntaron sobre la relación con el Gobierno.

La semana pasada el gobernador chubutense Mario Das Neves se reunió con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, para discutir la delicada situación de la provincia que, a raíz del bajo precio internacional del petróleo, enfrenta caída de las inversiones y del empleo y necesita evitar nuevos despidos. Preguntó en ese momento sobre las versiones de que encima le quitarían el beneficio de los reembolsos a los puertos patagónicos.

“Eso lo discutimos la semana que viene, por esta, me dijeron. Y al otro día lo vi publicado en el Boletín Oficial”, relató Das Neves, quien estalló cuando se enteró casi por los diarios que Macri había derogado el reembolso del 8% para las exportaciones por puertos patagónicos.

Advirtió que, ante la postura del Gobierno nacional en relación a mantener un precio sostén del barril del petróleo y posibles manifestaciones de los trabajadores petroleros, “las carpas negras no son lo mismo que las blancas”.

“Las carpas blancas fueron de los docentes y las carpas negras van a ser de los petroleros, que tienen una forma distinta de actuar, un poquito más fuerte”, advirtió.

Esta medida llega como nafta a un incendio, luego de que los petroleros llamaran al paro por 48 horas porque, a menos de diez días de la firma del acuerdo anti-despidos, YPF “desafectó” a 33 equipos y dejó a 1.700 trabajadores de la cuenca neuquina en la calle, confirmando la reducción en las inversiones para 2017. Es que además, los gobernadores de las provincias petroleras están negociando el sostenimiento del precio interno del petróleo -el llamado “barril criollo”-, para evitar el cierre de pozos y nuevos despidos.

La incomprensible decisión de YPF dinamitó el esfuerzo que venía haciendo el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, para flexibilizar el convenio colectivo de los petroleros, que Macri quería anunciar el próximo 13 de diciembre cuando se celebre el Día del Petróleo, como un ejemplo para el resto del mundo sindical, de lo que el calificó como convenios colectivos del “Siglo XXI”.

Por eso, no parece casual que la cúpula de YPF haya sido convocada este lunes de urgencia a la Casa Rosada, para dar explicaciones ante Macri, Aranguren y Lopetegui. Allí estuvieron el CEO Ricardo Darré, el presidente Miguel Gutiérrez y el CFO Daniel González.