Image default

Das Neves le abre la puerta a la minería mediante una consulta popular

Después de afirmar en reiteradas oportunidades que la minería no era prioridad para su gestión y de hablar de “extorsiones” de empresarios del sector, finalmente Mario Das Neves tuvo que ceder a la presión de Mauricio Macri y anunció que hará una consulta popular para levantar la prohibición en Chubut.

El gobernador Mario Das Neves estaba fuertemente presionado por Mauricio Macri para instalar la minería en la provincia de Chubut. Ayer, el Ministro Cisterna confirmó que el gobierno analiza realizar una consulta popular o plebiscito junto con las elecciones de medio tiempo en el 2017, para que la sociedad se expida, aunque ellos están seguro de lo que piensa la gente.

Das Neves no puede sostener ante su electorado y la sociedad chubutense en su conjunto, su firme posición anti-minera en Chubut, ante un gobierno nacional que también “va por todo” si de minería hablamos.

Ayer el Ministro Coordinador de Gabinete de Chubut Víctor Cisterna, dejó trascender que el gobierno provincial está “pensando seriamente” en convocar a un plebiscito o una consulta popular, para que los habitantes de la provincia fijen una posición definitiva sobre la actividad minera. Hasta hace poco, no tenían duda de la posición pública de Chubut ante la megaminería ¿Qué pasó? ¿Tiene un problema existencialista Cisterna? ¿O está presionado para buscarle una vuelta a un “Si” que les cuesta pronunciar?.

Actualmente, rige en Chubut la ley provincial 5001 que no permite la extracción a cielo abierto y con uso de cianuro, aunque hay proyectos que han avanzado en la etapa de exploración para poder desarrollar la explotación de plata.

La actividad enfrenta una fuerte oposición en la ciudad cordillerana de Esquel -donde en 2003 un plebiscito determinó la prohibición a una empresa para que extraiga oro y plata-, pero en la Meseta Central -donde hay potencial de recursos mineros- hay quienes apoyan la actividad para dinamizar la economía. También, claro, hay quienes la rechazan por el uso del agua.