Image default

Das Neves: “En un momento de crisis la Nación y las petroleras tienen que colaborar con esfuerzo y plata”

Das Neves mantuvo una reunión con los ministros Rogelio Frigerio y Juan José Aranguren en la que participaron dirigentes sindicales para discutir la situación en la provincia luego de la caída del precio del petróleo.

“Le pedimos al gobierno colaboración para que no queden en riesgo los puestos de trabajo”, dijo Das Neves, quien explicó que se necesitan subsidios para que el precio del barril suba y sea rentable la producción. El sindicalista Jorge Avila informó que los puestos en riesgo son entre 3.000 y 5.000.

“Durante años no tuvimos problemas y el precio beneficio al Estado. Ahora que el petroleo está en baja necesitamos ayuda”, sostuvo Das Neves en la puerta de la Casa Rosada y finalizó diciendo que

Al término de la reunión en Casa Rosada, Das Neves explicó que para hacerle frente a la caída del precio internacional del petróleo “debemos de alguna manera ir a una especie de subsidio” para sostener el precio interno, aunque aclaró que “no queremos que se subsidien a las empresas operadoras como algunos dicen”.

Frigerio aseguró que el conflicto “es un tema internacional”, a la baja del precio del petróleo a nivel mundial se suma la intención del Gobierno nacional revisar los subsidios que sostienen el valor interno del barril en torno a los 60 dólares, lejos de los 28 dólares que cuesta hoy.

Por su parte, el gremialista Jorge Avila sostuvo que los “trabajadores siguen en estado de alerta” pero que retomarán sus actividades hasta el próximo martes, día en el que habrá una nueva reunión entre las partes en Casa de Gobierno.

En esa línea, sostuvo: “Acá no gana nadie, sólo los trabajadores si se quedan con sus puestos de trabajo. La solución a esta situación depende de todos los sectores: trabajadores, gobierno nacional, provincial, pero también de las operadoras. Todos tenemos que poner un poquito para salir adelante más allá de los diferentes pensamientos políticos que tiene cada uno”.

Aún así, el SPGPCh ratificó un paro sin asistencia a los pozos que comenzará este miércoles a las 20 horas. El objetivo es garantizar la presencia de los trabajadores en la asamblea que el sindicato realizará mañana en su sede, en la que esperan la presencia de unos 20 mil petroleros y en la que se decidirán los pasos a seguir. Una de las opciones es instalar una “carpa negra”frente a la Casa Rosada.