Image default

Das Neves dio de baja más de mil celulares por el Plan de Austeridad

Según el relevamiento efectuado por la Subsecretaría de Gestión Pública y Modernización del Estado, al 10 de diciembre de 2015 se encontraban activas, y distribuidas entre funcionarios, asesores y secretarias, 2094 líneas. Como consecuencia de este procedimiento de depuración y que se enmarca en el “Plan de Austeridad” anunciado por el gobernador Mario Das Neves, quedaron en funcionamiento las líneas correspondientes a 932 teléfonos celulares.

Un dato que demuestra que la utilización de los equipos no era de vital importancia, es que de las 1.162 líneas que se dieron de baja, sólo 137 celulares se distribuyeron entre funcionarios y los restantes se destinaron a servicios esenciales, mayormente a la Policía. Además, desde Fonata 50 hubo un pedido explícito de prohibición para adquirir nuevos teléfonos.

Una de las primeras medidas concretas de la ejecución del Plan de Austeridad que ordenó instrumentar el gobernador Mario Das Neves determinó que se dieran de baja más de 1000 líneas de teléfonos celulares, que estaban distribuidos entre funcionarios, asesores y secretarias de la gestión del ex gobernador Martín Buzzi.

Luego de una exhaustiva tarea de relevamiento e inventario de teléfonos celulares y módems, el gobierno priorizó el mantenimiento de las líneas para el mantenimiento de servicios esenciales. Del total de los teléfonos que quedaron en vigencia, gran parte fueron diseminados a los programas vinculados a Derechos Humanos, los postes SOS, los correspondientes a los planes de Seguridad Participativa y las cuadrículas policiales.

Casi 400 de ellos corresponden a la Policía del Chubut, mientras que 200 son los que se utilizan en programa de Derechos Humanos, postes SOS, cuadrículas policiales y Plan de Seguridad Participativa. Uno de los datos que se desprende de la tarea efectuada es la verificación de la existencia de 264 módems, que ni siquiera fueron encontrados físicamente en los lugares donde estaban asignados.