Image default

Dalbón, el abogado de Cristina y la increíble pelea con Pamela David

Gregorio Dalbón fue entrevistado en Desayuno Americano. Tras justificar su aspecto porque venía “de hacer actividad física”, trató de maleducada a Pamela David e hizo enfurecer al periodista.

Esta mañana, en Desayuno Americano (América, a las 9.30) se vivió una situación insólita. No sólo por el fuerte cruce de Luis Novaresiocon Gregorio Dalbón, el abogado de Cristina Kirchner, sino porque el letrado concedió un móvil con un aspecto llamativo: en remera y todo transpirado. “Acabo de terminar mi actividad física y no pude ponerme el traje. Sorry por la pilcha”, se justificó.

Así comenzó una nota que nunca llegó a ser nota. Dalbón, con habilidad, intentó esquivar algunas preguntas y se enojó por otras.“Estoy medio excitado porque vengo de correr. Sorry con eso”, insistió, cuando la charla, que sólo duró 7 minutos, no paraba de subir de tono. Entonces llegó el momento clave. “Usted una vez dio una nota a Eduardo Feinmann y…”, comenzó Pamela David, en alusión a una entrevista en la que Dalbón aseguraba que no iba a defender a Cristina porque no le interesaba la plata. Pero la conductora no pudo terminar su pregunta porque el abogado la interrumpió. “Ah, sí, fue una operación de (el juez) Bonadio…”, aclaró él, sin terminar de escucharla. “Al final no le puedo preguntar, usted solo está hablando, y esto es una entrevista”, lo apuró Pamela. “¿Qué querés que te responda lo que vos quieras o lo que yo te quiera responder? Te equivocás. Yo voy a responder lo que yo quiero”, le contestó Dalbón, notablemente molesto.

Para cortar el clima, Novaresio intentó hacer un chiste: “Por ahí no le conviene correr y dar notas porque se pone muy nervioso”. Pero el abogado no lo tomó de la mejor manera. “Nervioso no estoy, lo que me estoy es enfriando. Nerviosa está la gente que no tiene laburo, que tiene frío, que tiene que pagar las tarifas, que va al supermercado y no puede llenar la bolsa…”, comenzó a enumerar. Y cuando parecía que todo terminaba ahí, de fondo se la escuchó a David decir: “Cómo lo compraron”. Y ahí sí que ardió Troya: “¿Qué dijiste recién? ¿Cómo lo compraron dijiste? Qué maleducada que sos. Deberías hacer un curso de educación”.

Ante el exabrupto, Novaresio enfureció, pidió permiso a la producción y finalizó la entrevista: “Yo preferiría no seguir dialogando con el doctor Dalbón. Gracias, doctor”, cortó el móvil. Luego, sin calmar su enojo, explicó el motivo: “¿Cómo te va a decir maleducada? ¿Estamos todos locos? No lo vamos a permitir”.