Image default

Dady Brieva: “¿Y si no se robaron todo?”

Mirando al 2019, el actor reiteró su deseo de que Cristina sea presidenta y puso en duda las acusaciones de corrupción: “Si no hay cadáver, no hay homicidio”.

Dady Brieva visitó a Luis Novaresio en su ciclo de A24, en donde habló de dos temas claves, a los cuales los relacionó de manera elocuente y dejó en claro su postura al respecto. Por un lado, hizo referencia a la fuerte denuncia penal y pública por violación de Thelma Fardín contra Juan Darthés; y por otro lado, sobre el kirchnerismo y el macrismo, dejando una vez más a la vista su bandera política a favor de la expresidente, Cristina Fernández de Kirchner.

Este lunes a las 23 horas, el periodista invitó a su ciclo para una de las últimas entrevistas del año, al cómico que lo visitó por tercera vez en su estudio y, con la misma apertura de siempre, se dedicó a hablar sobre los temas de actualidad que más candentes están en la sociedad. Primero, comenzó explicando su opinión sobre el terrible caso de la exPatito Feo, quien conmocionó a todos con su desgarrador relato sobre lo que habría ocurrido en la gira en Nicaragua en 2009, además lo comparó con la primera denuncia que recibió Darthés por parte de Calu Rivero.

“Lo de Calu había quedado de cierta manera de costado, porque no había manera de probarlo”, recordó el artista. “Después de lo de Thelma hubo un aluvión que ha superado hasta a las propias minas que están al frente de todo esto”, dijo en referencia al colectivo feminista de “Actrices Argentinas”, quienes apoyaron a la joven en su denuncia pública el martes pasado en la conferencia de prensa en el Multiteatro.

Luego, continuó diciendo que todos tenemos responsabilidad en esto, sobre todo los hombres, aseguró. “Si nos quedamos en lo moral, que parece que nos quedamos con una partecita. Es político esto, lo que hay que hacer es marcar agenda y que la agenda no te la marque el poder. Las minas tienen que tener mucho cuidado con eso e ir por el orden patriarcal, que ese sería el fin último de todo este movimiento. A mí y a mucha gente nos dieron a jugar una camiseta que yo no quería jugarla, mi papá cuando yo tenía ocho años me dijo ‘cuando yo no estoy, vos sos el hombre de la casa’, y yo me lo tomé muy a pecho. Y el año pasado, 2017, la “Chipi” (Mariela Anchipi) se me plantó en un montón de cosas que tienen que ver con lo profesional y de cómo me teníamos que encarar la pareja y yo decía ‘son inseguridades’, y no, estaba perdiendo privilegios”, admitió.

“Siempre las princesas han sido abusadas por brujos malos, reyes malos y las han puesto en castillos, en edificios, y siempre las salvó un príncipe azul, ahora las salvaron un grupo de princesas”, expresó haciendo una analogía entre los cuentos de hadas y la realidad.

Luis Novaresio le consultó si nunca había sido acosado, a lo que él aseguró: “¿Quién me va a acosar a mí con esta cara? Mucho pu… me ha seguido, pero porque dicen que miro como con ganas, pero yo yo soy consciente de eso, soy mirón. Soy de mirarte inquietante, pero no me doy cuenta, te lo juro”. En cuanto a su experiencia como actor, aseguró que en las novelas que trabajó las escenas de besos y sexuales “por lo general estaban consensuadas”. Además, afirmó que en Midachi nunca hubo el llamado “casting sábana”, aunque aseguró que las bailarinas que se presentaban debían hacerlo con malla, inclusive su actual mujer, y ahora no le parece muy bien eso. “Ahora, probablemente nos tendremos que comer algún garrón los varones, y lo voy a pagar con gusto, porque ellas se comieron 300 años de garrón”, sentenció.

Al ser consultado si había trabajado con Darthés, él se sinceró: “Sí, me sorprendió mucho. A mí me sorprende, realmente, de muchos tipos. Trato de entender, porque yo no soy un monaguillo, ni nada de eso. Soy un tipo que me gusta, casi todo”. En cuanto a la entrevista que su colega dio a Mauro Viale después de hacerse pública la denuncia de Thelma, él comentó: “Me pareció un tipo que se estaba tratando de defender. No me interesa para nada ser corporativo, pero se tiene que defender. Está todo dado para que la cosa esté en contra de él”, sostuvo.

Además, decidió hablar de su trabajo en el kirchnerismo: “Estos tres años laburé prácticamente para el kirchnerismo, porque creo, porque si hubiese querido construir poder lo hubiese hecho. Yo quiero rascarme los huevos y hacer lo que yo quiero. No soy un tipo que se excita teniendo poder. Me seduce otra cosa, pisar hormigas no me calienta”. Cuando el conductor le pidió que defina al gobierno de Mauricio Macri, dijo: “Es lo que yo creí que iba a ser”, luego comenzó un picante ida y vuelta entre ambos en donde relucieron la corrupción del gobierno anterior y el actual, dejando en claro sus diferencias ideológicas, ya que el mismo Novaresio admitió haberlo votado al actual mandatario, aunque dijo que lo desilusionó.

Finalmente, de cara a las elecciones presidenciales del año que viene, el periodista advirtió que hay “terceras opciones” y le preguntó a su invitado qué le gustaría que pasara. “Para el año que viene me gustaría que volvamos, que Cristina sea presidenta. Que se haga un buen gobierno, que se haga una gran unidad, que estén todos, Massa, Picheto. Urtubey no. Que ganemos 60 a 0”, confesó. Y terminó con una rotunda frase: “Yo voto a Luis Novaresio si dice Cristina, yo soy orgánico”.