Image default

Daba clases virtuales desde la vereda de la escuela y los directivos le cortaron internet

La profesora Pamela Pérez Navarrete, docente que se desempeña desde hace dos décadas en la Escuela 727 de Cholila, vivió una situación que considera “discriminatoria” por parte de autoridades del establecimiento, a quienes responsabiliza por haber cortado el servicio de wifi gratuito que tienen todas las escuelas del país.

Pamela, profesora de Construcción de la Ciudadanía y preceptora, no tiene servicio de internet en su vivienda. Las clases virtuales las dio desde su celular, vía Whatsapp y en articulación con otros colegas, y sentada adentro de su automóvil en inmediaciones de la Escuela.

El martes último, se quedó sin conexión. En el interior de la escuela se encontraba el personal directivo, según lo constató. Cuando se comunicó con éstos, el director le dijo que tanto él como la escuela “estaban en aislamiento obligatorio. Por lo tanto, los equipos de Internet quedaban apagados y que si yo quería dar clases vaya a la estación de servicio, porque ahí hay señal”.

La docente, quien desde hace 21 años se desempeña en este establecimiento, indicó  que “nunca vivimos situaciones de tanto autoritarismo dentro de la institución. Desde hace tres años en que hay un nuevo director recibimos malos tratos y prepotencia, y nadie se anima a denunciar”.

Uno de los mensajes que recibió la docente, al solicitar el wifi para seguir trabajando desde la vereda de la escuela, fue el siguiente: “Arbitre los medios necesarios para llegar a los estudiantes. Existen otros medios de acceso a internet públicos como estación de servicio o Municipalidad, gratuito en zona céntrica; se sugiere que varíe y se adapte a la realidad que todos estamos viviendo. Saludos cordiales desde mi aislamiento”.

Fuente: El Patagónico