Image default

Cumbre de intendentes peronistas en Lobos para “unificar criterios”

Los bonaerenses de diferentes sectores del PJ participarán el martes de un encuentro, donde las distintas expresiones internas buscarán, entre otras cosas, “consensos y unidad” para discutir con el oficialismo el Presupuesto provincial 2017, y luego, con un criterio en teoría unificado, ir a negociar con la gobernadora María Eugenia Vidal.

El 25 de octubre a las 11:00, se darán cita en Lobos -la cuna del fundador y líder del Justicialismo, el General Juan Domingo Perón- los intendentes bonaerenses peronistas, para buscar, entre otros temas, “consensos y unidad” para discutir con el oficialismo el Presupuesto provincial 2017 y recorrer a continuación una agenda temática basada en diferentes temas de la gestión, centrados casi todos en la obra pública. De todos modos, aquí no quedará cerrado el temario, puesto que hay temas políticos en carpeta que serán discutidos internamente, en una circunstancia que no estará carente de rispideces.

Estarán presentes en el encuentro los intendentes de todos los agrupamientos que se registraron hasta hoy en la Provincia. Estarán los del Grupo Fénix, los del más pequeño Grupo Esmeralda, los kirchneristas del Grupo Patria y los de El Establo, el más reciente, que agrupa a los del interior de la provincia.

Desde hace muchos meses que los intendentes peronistas se vienen reuniendo para coordinar agenda, pero hasta este martes, sólo se encontraban entre sí los de grupos afines. Sólo en el homenaje a Antonio Cafiero, que se realizó el seis de septiembre último en el Hotel NH-City, se reunieron los de grupos diferentes, con algunos que no pertenecían a ninguno, inclusive. Pero esta vez, en Lobos los habrá de todos los pelajes, lo que alumbrará, inevitablemente, una nueva etapa en la reconstrucción en la que todos están embarcados, aunque con diferentes grados de compromiso.

Es de destacar que la fecha de la reunión coincide exactamente con el día de la primera derrota del peronismo en territorio bonaerense en 28 años, ya que desde el triunfo de Cafiero el seis de septiembre de 1987, el peronismo no volvió a conocer la derrota hasta el 25 de octubre último, a manos de la lista encabezada por la actual gobernadora, María Eugenia Vidal.

Uno de los temas políticos más ríspidos, que de todos modos no quedará saldado el mismo martes, es el de la posibilidad de consensuar una lista de unidad que evite las internas. Por la dificultad en alcanzar acuerdos sobre esta fase, también se planteará la alternativa de las internas, para el caso de que no haya avances en las charlas sobre la unicidad.

Otro de los temas que surgirán en las deliberaciones tiene que ver con el liderazgo de Cristina Fernández de Kirchner, que es, junto con Sergio Massa, aunque delante de éste, la dirigente surgida del peronismo que lidera todas las encuentas serias cuando se le pregunta al público a quién votará el año que viene en las elecciones legislativas. Es difícil que su rol se dirima en este tiempo, ya que la aspiración de la mayoría es que no intervenga o que lo haga en alguna lista testimonial, porque si liderara la lista para senadores, ¿quién podría impedirle a la expresidenta la candidatura presidencial en 2019? Este punto, hoy por hoy, es un revulsivo que divide más que reúne. La situación madurará antes de que se tome una definición.

Sobre el tema, el intendente de Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini, manifestó que, por su parte, aspira a “tratar una agenda en común, de cara a la aprobación del presupuesto 2017, para el beneficio colectivo y para las necesidades de los vecinos que nos toca representar como intendentes, más allá del pensamiento de cada uno”.

Sobre este punto, el jefe comunal destacó “la experiencia de unidad sobre la aprobación del presupuesto 2016 hizo que pudiéramos conseguir recursos para los 135 municipios, más allá del partido político de pertenencia”.

Para lograr la aprobación del presupuesto provincial, Vidal necesita de manera imprescindible de los votos peronistas. Por esta razón, algunos jefes distritales llevarán a Lobos la idea de encarar una ampliación de las negociaciones, que deberían abarcar también la elección de las nuevas autoridades de la Cámara de Diputados, los espacios que le corresponden a la oposición, como el Defensor del Pueblo, la cobertura de las vacantes en la Corte Suprema de Justicia provincial y el lugar que dejará libre la renunciante procuradora, María del Carmen Falbo.

En el esquema electoral, sería necesario que se discuta la conformación de la Junta electoral partidaria y la designación del apoderado, que son los que definen la conformación final de las listas. De todos modos, el presidente del PJ provincial, Fernando Espinoza, ya anticipó en Sierra de la Ventana (ver en esta misma página “PJ: En la sexta sección, pujan por la unidad”) que estos temas no se discutirán hasta que la unidad esté mejor consolidada.

La nota discordante la dieron en esta ocasión -como en otras anteriores- los intendentes peronistas Alejandro Granados (Ezeiza) y Mario Ishii (José C. Paz), siempre cercanos al Pro, que anunciaron que no irán al encuentro y que apoyarán la sanción del Presupuesto 2017, tal como Vidal lo envió a la Legislatura provincial.