Image default

Cristina: “No soy amiga ni socia de Lázaro Báez”

La exmandataria negó ser socia o amiga de Báez, denunció al actual Gobierno por beneficiar ilícitamente a la empresa del primo de Macri y aseguró que es víctima de una persecución política.

La exPresidente Cristina Fernández de Kirchner negó ser socia o amiga del empresario de obra pública Lázaro Báez, denunció al actual Gobierno por beneficiar a la empresa de Ángelo Calcaterra, primo de Mauricio Macri, con la concesión del soterramiento del ferrocarril Sarmiento, y pidió la nulidad de su citación en la causa acusando ser víctima de “persecución politica”.
La exmandataria fue a Comodoro Py y declararó acompañada por su abogado Carlos Beraldi durante dos horas frente al juez federal Ercolini y los dos fiscales que investigan la causa, Ignacio Mahiques y Gerardo Pollicita, que la acusa de beneficiar desde su cargo público en la concesión de obras al empresario Lázaro Báez.
Sin embargo, Fernández no contestó ninguna de las preguntas formuladas por los fiscales y sólo presentó un escrito, luego ampliado oralmente en su exposición frente al magistrado.
En primer lugar, Cristina declaró no ser ni amiga ni socia de Báez, quien fuera ampliamente beneficiado por el otorgamiento concentrado de obras públicas durante el kirchnerismo: “No soy amiga ni socia de Báez”.
A su vez, la exPresidenta responsabilizó a los jefes de gabinete de su gestión: sostuvo que la reasignación de partidas presupuestarias pasa por la firma de los jefes de Gabinete de la Nación desde 1994 y que el Congreso aprueba las inversiones de obras públicas.
Por otro lado, pidió que se investigara a toda la obra pública de los últimos años, e hizo hincapié en la tercera empresa más beneficiada durante la era K, IECSA, cuyo titular, Ángelo Calcaterra, es primo del actual Jefe de Estado Mauricio Macri y según la exmandataria, hubo irregularidades en el financiamiento de la obra del soterramiento del ferrocarril Sarmiento, otorgada justamente a dicha constructora.
Ercolini extraerá testimonio y mandará la denuncia a sorteo para que sea investigada en otra causa y no dentro de la cual ella fue llamada a indagatoria, según dijeron fuentes judiciales.
Acompañada por su abogado Beraldi, Cristina escuchó la imputación en su contra pero no contestó ninguna pregunta, mientras acusó ser víctima de una persecución política, comparándose con el exPresidente de Brasil, Lula Da Silva. En continuado, pidió la nulidad del dictamen acusatorio de los fiscales y del llamado a indagatoria.
“Hay una persecución política en mi contra de dirigentes políticos, como ocurre en Brasil”, dijo la ex presidente. Y además profundizó que el fiscal Ignacio Mahiques es el hermano de Juan Mahiques, subsecretario del Ministerio de Justicia de la Nación y representante del Gobierno en el Consejo de la Magistratura de la Nación, el órgano que investiga el desempeño de los jueces.
También señaló que Javier Iguacel, director de Vialidad Nacional, organismo que realizó un informe sobre el que se basa la imputación, fue candidato a intendente de la localidad bonaerense de Capitán Sarmiento. “Fue un clima de tensión propio de la situación”, describió a Infobae una de las personas que presenció la declaración.
Tanto Mahiques como el otro fiscal que la acusa, Gerardo Pollicita, participaron hoy de la audiencia de la indagatoria, llevada a cabo durante poco más de dos horas en el cuarto piso del edificio de los tribunales federales, en la Avenida Comodoro Py.