Image default

Cristian Ritondo pone en marcha una limpieza a fondo en la Bonaerense

El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, pusó en marcha una serie de normas en la policía tras la fuga de los tres sentenciados por el triple crimen. Va a desplazar comisarios y fusionar las DDI.

Ritondo diseño una reestructuración para la fuerza policial, con la idea de cambiar la estructura actual, que se asienta en 74 comisarios “coordinadores”, también planea fusionar las DDI.

El nuevo esquema va a fusionar departamentales de investigaciones (DDI), repondrá la junta de clasificación de agentes, se revisarán legajos y sumariados, como también implicará el pase a retiro, forzado o no, de comisarios y personal jerárquico.

La reforma implica en primer lugar cambiar la lógica de funcionamiento que hoy tiene la Bonaerense: una estructura de pirámide invertida con “lógica de punteros”, según describen en el oficialismo. “El ingreso y ascenso de una serie de comisarios producto de acuerdos políticos es una burocracia generada por designaciones a dedo y pago de favores”, describen cerca de Ritondo. Y aseguran que “entre los que deciden y los que ejecutan hay demasiados estratos”.

También habrá una revisación minuciosa de legajos, en especial en los casos de sumariados con causas difusas o vagas. Uno de los asesores de máxima confianza de Ritondo se sorprendió cuando abrió, por primera vez, un Excel de los sumariados: en muchos de ellos no había una causa de peso para separarlos de su cargo. Sólo generalidades. Otro punto será la inversión. Se comprarán patrulleros nuevos (tres de cada diez están inutilizables), armas, chalecos antibalas, motos y cascos. Además se busca cambiar el sistema de comunicación, que aún no está encriptado y permite una fácil interceptación.