Image default

Conmoción en Estados Unidos: un tiroteo deja 50 muertos

Fue en un boliche nocturno de Orlando, Florida, donde un hombre armado ingresó disparando sin razón aparente; “Salgan todos y corran” escribió la discoteca en el muro de su cuenta de Facebook.

El número fue actualizado en las últimas horas y así se supo que el tiroteo en Orlando es la peor masacre en la historia de los Estados Unidos. Ya son 50 las personas que murieron en la balacera de esta madrugada, en la que también se registraron 53 heridos.

Así lo anunció el alcalde Buddy Dyer en una conferencia que se transmitió a todo el mundo. En la misma comunicación con la prensa, se precisó que el agresor que disparó en el boliche gay Pulse Orlando fue identificado como Omar Mir Sediq Mateen, de 29 años, nacionalidad norteamericana y padres afganos.

Se trata de un ciudadano del condado de Port St. Lucie (Florida). El tirador, que murió en el intercambio de disparos con la Policía, llevaba una pistola y un arma tipo rifle, según detalló el jefe de Policía, John Mina.

En Pulse ocurrió el segundo ataque en la ciudad en poco más de 24 horas. Primero fue asesinada la cantante Christina Grimmie: la atacó  un hombre cuando firmaba autógrafos a la salida de un concierto, a seis kilómetros de este último episodio, que será  investigado como un “acto terrorista”.