Image default

¿Cómo sos en la cama según tu signo?

¿Que lo toquen con sutileza o con vehemencia? ¿Prefiere la previa o ir directo al grano? ¿Se toma su tiempo para disfrutar de cada detalle o prefiere lo rápido y efusivo? ¿Quién es quién en el zodíaco?

La posición del Sol, de la Luna, de Marte y de Venus marcan en nuestra carta cómo somos y qué nos gusta. Si bien no hay dos seres iguales, la ubicación de los planetas deja una fuerte huella en los patrones de conducta de los seres humanos.

Signo por signo

ARIES es el signo del fuego sexual inagotable. Es de armas tomar y querrá tener siempre la iniciativa y el control. Sea varón o mujer, lo suyo es la conquista. Los arianos tienen un carácter fuerte y en el sexo son salvajes y creativos. Adoran que les tiren del pelo. Gustan del sexo ardiente y atrevido. Con un Aries podrás disfrutar de sesiones múltiples de sexo intenso pero rápido. Si querés una noche inolvidable con uno de estos nativos es imprescindible que calientes bien la previa, pero ¡mucho ojo! con dejarlos con las ganas. No son de perdonar.

TAURO centra sus fantasías en la comodidad y la sensualidad. Regidos por Venus, están dotados de una naturaleza apasionada y una sensualidad equilibrada. En el sexo son muy originales y no le dicen que no a nada. Una relación sexual con Tauro es sencillamente exquisita. Sus besos hablan más que las caricias y la sola profundidad de su mirada logra excitar a su pareja.
Jamás te aburrirás en la cama de un Tauro si estás dispuesto a los placeres sensoriales. Los aceites perfumados y todo aquello que sea apetitoso y huela bien. El sexo y la comida son para ellos una gran fuente de placer.

GÉMINIS es el signo más dado a la fantasía y a la imaginación. Son poseedores las fantasías intelectuales más estimulantes y dan rienda suelta a su volcánica imaginación erótica. Los geminianos son dueños de tal versatilidad e ingenio que conseguirán hazañas eróticas.
El sexo para ellos empieza en la cabeza. Son desinhibidos y les gusta probar de todo, son expertos en juguetes sexuales y poses nuevas. Y si te gusta que te hablen en la cama, ¡un Géminis es ideal para vos!

CÁNCER es signo de agua, el agua representa las emociones. El sexo con un Cáncer es de sentimientos profundos, pero cambiantes porque están regidos por la romántica e inestable Luna.
Para los cancerianos la fantasía no es sólo mental, es un acontecimiento emocional. Su forma de hacer el amor es muy convencional y buscan el placer, tanto propio como el de la pareja. Cuando tenés a un Cáncer enamorado no necesitás afrodisíacos.

LEO —como buen signo de fuego— quiere acción, pero a diferencia del impulsivo ariano, las fantasías de Leo se basan en despertar admiración. Puede pasar horas frente el espejo, soñando o admirando lo que ve. Sentirse el centro de atención de un público de fervientes admiradores es orgásmico para el leonino.
Los Leo son sumamente exigentes y no cualquiera les hará sentir sensaciones placenteras.
Para estar con un ‘Rey de la Selva’ deberás saber que son nativos regidos por el Sol, y así como el Sol es el centro del Universo, a Leo le gusta que el mundo gire a su alrededor y eso ¡no es para cualquiera!

VIRGO es un signo de tierra, poco sentimental y afectuoso. A los virginianos hay que darles seguridad ¡Y LIMPIEZA! La pulcritud es fun-da-men-tal si querés llevar a la cama a un Virgo.
Para despertar la atención de un virginiano necesitás ser muy correcto y no perder detalle en temas de higiene. Nada de olores, ni de ruidos, ni de gestos, ni de vicios. Si cumples con estos requisitos Virgo es capaz de marcar tus pensamientos para siempre.

LIBRA es el tierno del zodíaco. Tienen una inagotable necesidad de amor y entendimiento. Son románticos y atentos. A los librianos les encanta la seducción y el juego previo. Son amantes de lo poético y toman iniciativas.
Si soñás con una noche a la luz de las velas, un Libra es todo lo que necesitás. ¡Pero ojo!, un libra puede pasear de amor en amor hasta estar seguro de haber encontrado su compañero de ruta.

ESCORPIO no es de fuego, ¡pero casi! Su nivel de deseo es superior al de cualquiera, un escorpio es ¡in-sa-cia-ble! Los escorpianos necesitan ser tocados con asiduidad, necesitan el tacto, que les rocen la piel o que los acaricien. Si querés tener a un escorpio en tu cama basta con un roce o una mirada desafiante.
Son una fuente inagotable de fantasías y saben hacerlo de infinitas maneras. Escorpio se siente muy atraído por los misterios y arde cuando se trata de peligro. Es el signo más sexual del zodíaco y sus nativos son dueños de un magnetismo irresistible, pero ¡cuidado! Con frecuencia utilizan el sexo para seducir y controlar.

SAGITARIO ante todo, y eso incluye al sexo, son fundamentalistas de la libertad. Su afán por aprender lo convierte en un amante curioso. Son optimistas, entusiastas, seductores e inquietos. Por ser un signo de fuego es de los más calientes y pasionales, pero también son sofisticados y exóticos.
Entienden la pareja con independencia, si estás listo para relaciones sin ataduras, un Sagitario es lo que estás buscando.

CAPRICORNIO nace ‘jefe’, ellos están hechos para manejar. Son nativos ambiciosos y decididos, dispuestos a hacer lo necesario para lograr lo que quieren también en el amor.
Los Capricornio son cautos y reservados al extremo, en su vida no hay lugar para la fantasía y la irreflexión. Jamás se embarcarán en batallas que puedan perder. Las situaciones de riesgo no le atraen en lo más mínimo y necesitará vivir el sexo con alguien que sea claro y franco, y que le aporte confianza y seguridad.
A ‘Capri’ le da pánico perder el control de sus sentimientos, y su pareja debe transmitirle seguridad para conseguir que aflore esa pasión que permanece oculta.

ACUARIO es signo de aire, y como tal, tiende a vivir en su mente. Son personas brillantes, divertidas, imprevisibles y desapegadas. No se caracterizan por ser románticos, ni emocionales, ni clásicos. Por el contrario, les fascina lo raro, lo exótico, lo original y todo aquello que esté de moda. No saben de inhibiciones ni tabúes.
Su mente es innovadora y les gusta experimentar y en el sexo son realmente relajados. Sus sensaciones son muy importantes, por lo que se dejan llevar.

PISCIS es el signo emotivo y sensual por excelencia. Son románticos, altamente receptivos, tiernos, y volados. Disfrutan haciendo realidad sus fantasías, y cuanto más erótica y sensual, ¡mejor! Son dueños de una naturaleza sensible y espiritual, sus relaciones se caracterizan por una fuerte presencia de la imaginación, la sensibilidad y las emociones intensas. Lo seduce una pareja que se sumerja por completo en su mundo de imaginación y rechaza fervientemente todo lo que le lleva bruscamente a la realidad.
Todo lo sutil lo mantendrá en tus redes, así como todo lo vulgar irrumpirá bruscamente su mundo de fantasías.

Fuente: Infonews