Image default

Cómo Cristina, Macri desplazó a Graciela Bevacqua del INDEC

Las presiones por tener rápidamente un nuevo índice de precios hizo estallar una crisis en el Indec, que terminó con Graciela Bevacqua, una técnica clave del organismo, desplazada por segunda vez. Bevacqua había sido echada durante la intervención de Guillermo Moreno y reincorporada por el nuevo gobierno, que nombró a Jorge Todesca al frente del Indec. Sin embargo, ahora los mismos que volvieron a nombrarla la removieron.

Por lo que trascendió, Bevacqua, una técnica clave del organismo y de hecho la número dos, consideraba que necesitaba más tiempo para armar equipos y lograr un índice de precios confiable, después del desmantelamiento del organismo que llevó adelante Guillermo Moreno. Precisamnete, Bevacqua fue una de las funcionarias desplazadas durante el kirchernismo.

Su sucesor Fernando Cerro se supo desempeñar como director de cuentas nacionales en el INDEC, donde permaneció hasta 2008.

Pero tras la presión que hizo pública ayer el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, de que habrá un nuevo índice de precios no en seis meses -como proponía Bevacqua- sino en 60 días, la funcionariadecidió renunciar al cargo aunque seguirá en el organismo.

Bevacqua había sido desplazada del INDEC en 2007 por el kirchnerismo en un gesto que el personal técnico del organismo leyó como “un golpe mortal a la independencia y credibilidad del organismo”. Fue el principio del derrumbre de las estadísticas oficiales.

La orden de apartarla entonces había sido dada por la entonces ministra de Economía, Felisa Miceli, y el polémico secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. Ambos, cuestionaban los índices de precios que elaboraba Bevacqua como directora del IPC.

Tras el triunfo de Mauricio Macri y los anunció en Economía, su nombre volvió a estar en la agenda tras su designación como directora técnica del INDEC, comandado por Jorge Todesca.

Es más, la foto de Bevacqua reingresando al organismo del que había sido echada por Moreno fue una foto del “cambio” que buscaba dotar a las estadísitcas oficiales de una nueva credibilidad.

Ya en funciones, Bevacqua fue la encargada de anunciar la suspendión “provisoria” de la difusión de estadísticas de precios, pobreza, desempleo y PBI hasta que hubiera -dijo- una “revisión completa del área de recursos humanos”.

Más adelante, fue quien le puso plazo a la elaboración de nuevos índices. “Espero que sea antes, pero creo que recién podremos anunciar cifras de inflación dentro de ocho meses”, sentenció.

En una conferencia de prensa a mediados de enero, Bevacqua prometió devolverle la “transparencia” y “credibilidad” al instituto, dando como señal concreta a los encuestadores “consignas claras”, entre ellas la necesidad de mantener la “objetividad” e “imparcialidad”.

Y justificó que recién se anuncien cifras de inflación dentro de ocho meses. “No tenemos un índice que salga del Indec por la situación de que durante 9 años el INDEC no tuvo un índice creíble”, recordó. Y apuntó que “el INDEC está totalmente desmantelado, en muchas áreas se está empezando de cero”.

Fue desplazada de su cargo tras divergencias en torno al tiempo necesario para elaborar el índice y la urgencia que mostraban algunos funcionarios del gobierno nacional por su pronta difusión.