Image default

Ciudadana china desaparecida: reconocen suéter que estaba junto al cadáver hallado

El hijo de Zhong Qin Sun, la mujer china desaparecida cuando llegó en un vuelo al aeropuerto de Ezeiza, reconoció que era de su madre el sweater que llevaba puesto el cadáver hallado este fin de semana en un arroyo cercano a la terminal aérea internacional.

El fiscal a cargo de la causa, Carlos Hassan, se refirió este lunes al procedimiento del que participó el hijo de la mujer y dijo: “Citamos al hijo de la ciudadana china desaparecida, Diego Ma, para hacer una extracción de sangre y cotejarla luego con el ADN del cuerpo hallado, pero los resultados demorarán unos días”.

Tras conocer los resultados de la autopsia realizada al cuerpo hallado el sábado a la altura del kilómetro 23 de la autopista Riccheri y a unos siete del aeropuerto, el fiscal explicó que “todavía no se puede determinar si se trata de Sun Zhong Qin”. Será el laboratorio el encargado de identificar al cuerpo, al no poder determinarse hasta el momento si se trata de la mujer desaparecida.

Al respecto, el fiscal indicó: “La autopsia ya está hecha. Pero como el cuerpo tenía un estado avanzado de descomposición, el laboratorio tardará unos días en tener el resultado de las pericias”. “Lo único que sé, a través de informes preliminares, es que la muerte no habría sido traumática, pero no puedo confirmar nada más”, agregó.

Según trascendió, los investigadores quieren saber cómo murió, ya que la autopsia no lo estableció y también quieren determinar por qué los objetos parecen no haber estado en el lugar a la intemperie durante el mismo tiempo que estuvo el cuerpo. Asimismo, se conoció que el hijo de la mujer china reconoció, tras observar unas fotos, que un sueter encontrado junto al cadáver pertenece a su madre.

Por su parte, Carlos Lin, vocero de la familia de la mujer y referente de la comunidad china, también confirmó que el hijo de la mujer reconoció pertenencias halladas junto al cadáver. “Él todavía no vio el cuerpo, sólo le mostraron fotos de las pertenencias halladas y pudo reconocer algunas. Pero todavía no tenemos nada confirmado”, aseguró.

La mujer arribó al Aeropuerto Internacional el viernes 19 de enero a las 22:45 en el vuelo TK015 de Turkish Airlines. Allí, permaneció en la aeroestación hasta el sábado 20 a las 4:30, momento a partir del cual no se supo nada más de ella. Ese día salió por la Terminal A dejando inexplicablemente sus valijas en ese lugar.