Image default

Cimadevilla: “Macri encubre a sus amigos en la causa AMIA”

Contó por qué salió de la Unidad AMIA, el estado de la causa y aseguró: “Paulatinamente la verdad va saliendo a la luz”.

A casi un año de su alejamiento de la Unidad Especial de Investigación AMIA, el exsenador Mario Cimadevilla presentó un informe de disolución de la Unidad Especial de Investigación con duros cuestionamientos y acusando al ministro de Justicia, Germán Garavano e incluso al presidente Mauricio Macri de “encubrir amigos”,informó Jornada.

El exlegislador radical comenzó diciendo en el informe que trascendió: “agradezco al presidente Macri haberme formalmente encomendado la investigación de este atroz atentado, porque con ello me permitió atisbar la cadena de delitos aberrantes asociados al Estado.Me dio la oportunidad de organizar y dirigir un minúsculo grupo de abogados e investigadores que priorizaron la búsqueda de la verdad”.

“Agradezco también al presidente que al disolver la Unidad Especial de Investigación de la CAUSA AMIA me haya dispensando de ser el responsable de cumplir la enorme promesa que hizo ante su primera Asamblea Legislativa. Al menos, agradezco que la Unidad Especial AMIA haya desaparecido sin tener que convertirse en una Unidad Especial de Encubrimiento, cuando ya su Gobierno ni siquiera intentaba fingir que alguna vez hubiera tenido intención de cumplir aquella promesa”, agregó Cimadevilla, haciendo referencia a aquella promesa de Macri ante el Congreso de no olvidar a las “víctimas del terrorismo.

El exsenador cuestionó que “frente a crímenes de esta magnitud no hay derecho al secreto, ni al misterio, ni a la preservación de amigos”.

Esto último es lo que pensaba Cimadevilla sobre Garavano y de Macri, indica Jornada, citando al legislador: “yo tenía que elevar los alegatos para acusar por encubrir. Estaban el juez Galeano, fiscales y miembros de la Policía. Yo pedí que la querella del Estado acuse a todos. Pero Garavano no quería. ´Mullen y Barbaccia son amigos, no se los puede acusar´, recordó Cimadevilla sobre las palabras del ministro de Justicia.Aunque las presunciones del exlegislador en el Congreso también incluyeron al propio presidente: “Nunca me lo dijo en persona Macri, pero las diligencias de Garavano tenían una orden. De hecho tampoco querían acusar al “Fino” Palacios, que fue el policía que ayudó con el rescate de Macri cuando había sido secuestrado”.

La opinión más contundente quizás surge de un detalle muy sutil, que trasciende del documento presentado al presidente. El Informe de disolución de la Unidad Especial de Investigación AMIA, lleva en la carátula las siglas INF AMIA. Infamia, que es la visión que le quedó al radical sobre cómo se obró con la causa durante la actual gestión.