Image default

Cimadevilla: “Garavano no quiere investigar el atentado a la AMIA”

Atacó al ministro de Justicia por no pedir la condena de los ex fiscales Mullen y Barbaccia. Y disparó: “Lamento que algunos dirigentes de la UCR crean que dentro de Cambiemos hay que callarse”.

Mario Cimadevilla, ex titular de la Unidad Especial de Investigación del atentado a la AMIA, embistió duramente este domingo contra el ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, a quien le atribuyó no tener “ganas de investigar” el peor ataque terrorista de la historia en suelo argentino.

En una entrevista realizada en el programa Toma y Daca, de Radio Cooperativa, el también ex senador radical aseguró que “entendíamos que los ex fiscales (Eamon) Mullen y (José) Barbaccia habían intervenido en el encubrimiento del atentado”.  Por eso, calificó como “una grave irresponsabilidad” la decisión impulsada por Garavano de no proceder a las acusaciones contra ambos en el marco del juicio por el encubrimiento de la llamada “pista siria”. En ese proceso están siendo juzgados, además de los mencionados, el ex presidente Carlos Menem, el ex juez de la causa Juan José Galeano, el ex jefe de la SIDE Hugo Anzorreguy y quien fuera titular de la DAIA Rubén Beraja, entre otros.

“El ministro Garavano no tiene ganas de investigar (el atentado). Creo que se mueve por amiguismo”, añadió en referencia a la denunciada orden de no ir contra los ex fiscales de la causa.

Cimadevilla denunció al ministro ante la Justicia por encubrimiento, para lo que contó con el apoyo de la diputada Elisa Carrió.

“No sé cuánto maneja Garavano del Ministerio de Justicia. Sé de una charla de Console con (Daniel) Angelici, y después de eso se vio el cambio en la acusación”, contó. Se refirió así al abogado  Juan José Console, nombrado en la Unidad durante la gestión de Garavano, y al operador judicial del Gobierno y presidente de Boca Juniors.

“Nosotros trabajamos en una alternativa al Memorándum de Entendimiento (con Irán) para (llevar a cabo) un juicio en ausencia, pero a Garavano no le interesó”, insistió en sus cuestionamientos al ministro.

Cabe destacar que asociaciones de familiares de las 85 víctimas del atentado de 1994, como Memoria Activa, también rechazaron la idea de celebrar un juicio en ausencia por considerar que se trataría de un proceso vacío, sin los acusados iraníes presentes y de alcances meramente simbólicos e interpretables como un modo de ponerle fin al caso.

“La propia Carrió denunció encubrimiento. Yo puse la situación en conocimiento del presidente del Comité de la UCR, de la Convención y de los presidentes de los bloques. El presidente de la Convención hizo pública su posición. No todos lo hicieron”, disparó hacia dentro de su propio partido.

“El radicalismo tiene una historia de negarse al encubrimiento. ¿Cuál iba a ser la posición de un radical? Lamento que algunos dirigentes crean que dentro de la alianza (Cambiemos) hay que callarse y no decirlo”, completó.

La denuncia judicial presentada por Cimadevilla  apunta a Garavano, al secretario de Justicia Santiago Otamendi, al ex jefe de gabinete de la cartera, Esteban Conte Grand, y a otros funcionarios del Ministerio. Cimadevilla atribuye a los aludidos los delitos de encubrimiento, cohecho, abuso de autoridad y violación de deberes de funcionario público.

La denuncia recayó por sorteo en el juzgado federal de Julián Ercolini.