Image default

Chubut ya perdió millonarias compensaciones por no aprobar al Pacto Fiscal

Chubut sigue sin aprobación legislativa de la firma del Pacto Fiscal que el gobierno de Chubut suscribió con el gobierno nacional en noviembre pasado junto a todas las provincias, a excepción de San Luis. En este marco, Chubut es uno de los nueve distritos que no han logrado el acompañamiento de sus respectivas Legislaturas. En tanto debido a esto, ya perdió un mes y se apresta a perder dos, de la compensación por coparticipación de $776,9 millones que otorgó Nación a las Provincias.

Según un informe del IARAF, en enero, la totalidad de los distritos recibieron por coparticipación y leyes especiales, en conjunto, $78.554 millones, una suba del 36,6% respecto al envío de fondos durante el mismo período del año anterior.
Además de que fue el primer mes de aplicación del acuerdo, enero también tuvo la particularidad de que se entregó una compensación a las jurisdicciones que sancionaron el Consenso, en un monto equivalente a la disminución efectiva de recursos resultante de la eliminación del artículo 104 de la Ley de Impuesto a las Ganancias y del destino de la recaudación total del Impuesto al Cheque a la ANSES. Fue de $776,9 millones. Por lo tanto, de no haber existido este monto compensatorio el incremento en la coparticipación hubiese sido del 35,2% en lugar de 36,6%.

El mapa de los ingresos extras

De las 23 firmantes existen jurisdicciones que ya avalaron el Pacto a través de sus Legislaturas, y otras que todavía no lo han hecho, como Chubut.
En este sentido se asignó una compensación del Impuesto a las Ganancias según los términos del consenso. “El monto equivale a la disminución efectiva de recursos resultante de la eliminación del artículo 104 de la Ley de Impuesto a las Ganancias y del destino de la recaudación total del Impuesto al Cheque a la ANSES”, precisa el IARAF.
Pero la compensación que recibieron los distritos alcanzó exclusivamente a aquellos que sancionaron la adhesión al Pacto.
En promedio, la compensación representó el 2,9% de los ingresos de este grupo de provincias. No obstante, en algunas provincias como Salta y Misiones llegó a representar el 6,7% y el 5,8%, respectivamente. En el otro extremo, se ubicaron jurisdicciones donde la compensación representó menos del 1% de sus ingresos, como Tierra del Fuego, Santa Cruz y Catamarca.

Ingresos trabados

Chubut figuró en el último grupo, que está conformado por las provincias que no sancionaron el Consenso en sus parlamentos. El tema es que de no sancionar Chubut la ley antes del 31 de marzo, no recibirá la compensación (adicionalmente, tampoco recibirían otros recursos, como por ejemplo el Fondo Federal Solidario).
La penalización alcanzará a aquellas jurisdicciones que habiéndolo firmado, no lo hayan aprobado en sus respectivas legislaturas (o que no lo cumplan a diciembre de 2019). “Una penalización clave es la no recepción de los fondos destinados a compensar la pérdida que surge para las jurisdicciones a raíz la eliminación del artículo 104 de Ganancias y el aumento de la asignación”, concluye el informe del IARAF.
En total, las nueve provincias que aún no aprobaron en sus legislaturas el consenso se perdieron de recibir 6186 millones en total. Las provincias que no han logrado el aval legislativo en su propio distrito además de Chubut son Corrientes, Santiago del Estero, Jujuy, San Juan, Mendoza, Santa Fe, La Rioja y La Pampa.

Pueden ser `irrecuperables´

En paralelo, más allá de los escenarios políticos provinciales, Nación no tiene contemplaciones particulares y ya comenzó a cerrar el grifo del Fondo Federal Solidario (soja). De hecho Chubut perdió ya enero los 588 millones de pesos que tampoco fueron a Mendoza, a Corrientes, a Santa Fe, a San Juan, a La Rioja, a La Pampa, ni a Jujuy. Como en Chubut, las Legislaturas de estas otras provincias aún no ratificaron el Consenso Fiscal firmado por los gobernadores con Macri.
“El Presidente puso un límite: la provincia que no ratifique el pacto el 15 de abril dejará de recibir por el resto del año el dinero de la soja y también cualquier otro giro que sea compensador”, dijo un secretario de Estado a un diario porteño, aunque en la Rosada confían en que todo estaría superado hacia fines de marzo.
Si bien la situación financiera de las provincias viene oxigenada por el impacto en la coparticipación del nueve por ciento de la detracción de la Anses, está dicho que los mandatarios provinciales deberán apurar a sus legislaturas porque, como advirtió Dujovne, Macri tiene en manos este año unos 130 mil millones de pesos para transferencias a las provincias entre gastos corrientes y de capital, pero todo ese dinero depende definitivamente que se respete el Pacto Fiscal.

Arcioni suma apoyos leves

Entre tanto el Gobernador de Chubut hace un esfuerzo personalísimo en destrabar la aprobación legislativa al Pacto Fiscal que firmó con Macri. Mientras el Legislativo es una verdadera `caja de Pandora´, el mandatario hasta ahora logró apoyo de intendentes y jefes comunales, que cada tanto reiteran su posicionamiento como lo hizo esta semana el trelewense Adrián Maderna. Ademá se plegaron con fuerza la Federación Empresaria de Chubut, la Sociedad Rural, la Federación de Cooperativas del Chubut, cámaras empresarias pesqueras, gremios pesqueros como SUPA, SICONARA Y SOMU, la Cámara de Empresas de Servicios Petroleros, la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y la Federación de Sociedades Rurales, entro otros.
El Pacto Fiscal es clave para que el gobierno que debió afrontar Arcioni logre avanzar política y económicamente.

Todo el análisis y los cálculos del IARAF para su informe se hicieron teniendo en cuenta la coparticipación sin “leyes especiales”, respecto de las cuales se aclara que deberían entenderse, entre otras, la de “Financiamiento Educativo; Transferencia de Servicios Ley Nº26.075; Imp. s/ Bienes Personales (Ley Nº 24.699 y Ley Nº 23.966 Art. 30)”.
El Pacto Fiscal, técnicamente denominado “Consenso Fiscal”, fue suscripto el 16 de noviembre de 2017 entre el Estado nacional y los representantes de 23 de los 24 distritos del país, con excepción de San Luis. La propuesta de Consenso incluyó la reforma tributaria, la ley de Responsabilidad Fiscal, el desistimiento de los juicios contra el Estado y la solución al conflicto por el Fondo del Conurbano Bonaerense.

La Cámara de Diputados convirtió el Pacto Fiscal en ley la madrugada del 22 de diciembre. El acuerdo implicó, entre otros puntos, el compromiso de las provincias para bajar “impuestos distorsivos”, como Ingresos Brutos y Sellos, por 1,5% del PBI en los próximos cinco años. También incluyó la derogación, desde el primero de enero de 2018, del artículo 104 de la Ley de Impuesto a las Ganancias, que establecía que un porcentaje de lo recaudado por ese tributo se destinaba a la provincia de Buenos Aires.

https://i2.wp.com/www.eldiariodemadryn.com/wp-content/uploads/2018/02/coparticipacion_enero_2018_provincia_por_provincia.jpg_1496030706.jpg?w=449