Image default

Chubut lanzará una “cuasimoneda” para pagar el deficit

La Ley VII N° 82 fue sancionada por la Legislatura de Chubut el pasado 6 de marzo, en el marco de la modificación de la Ley de Emergencia Económica, y allí se legisló la instrumentación de una nueva cuasi moneda provincial para pagar en cuotas y durante el período de dos años las deudas que posee el Ejecutivo chubutense.

Los Ticadep (Títulos de Cancelación de Deuda Pública Provincial) serán el nuevo instrumento monetario y administrativo con el que la gestión del gobernador Mariano Arcioni se propone cancelar el abultado endeudamiento que posee la provincia.

Como Ticadep no cuenta con la aprobación de la Nación para su emisión, la gestión chubutense optó por emitirlo de todas maneras sin poder hacerlo cotizar en el mercado bursátil. Como consecuencia, se convierte en una cuasi moneda de origen provincial solamente respaldada por los fondos de la coparticipación.
Los nuevos títulos en cuestión contarán como garantía con los ingresos que tiene Chubut por el concepto de Coparticipación Federal de Impuestos y cualquier recurso provincial sin afectación específica; mientras que el agente financiero será el Banco del Chubut y tendrá la capacidad de emisión, colocación y supervisión.
La cancelación de las deudas con proveedores que posee la provincia se concretará previa demostración del endeudamiento, que incluirá el desistimiento de acciones legales, y se abonará en cuotas que llegarán hasta los 30 meses.

Los Ticadep serán emitidos en Serie I y Serie II y tendrán una amortización en cuatro cuotas semestrales, equivalentes en cada una de ellas al 25% del monto de capital. La Serie I tendrá un período de gracia de 6 meses y será pagadero en cuatro cuotas semestrales que se extenderá a lo largo de dos años desde su emisión; mientras que la Serie II contará con un año de gracia y sus plazos de vencimiento serán de 30 meses desde su emisión.
Es decir que Arcioni comprometió el pago del endeudamiento durante sus próximos 18 meses de gestión y 12 meses del futuro administrador de la Gobernación chubutense; pero además los acreedores perderán parte de lo que deben cobrar producto que se les abonará un porcentaje de intereses menor a la inflación real de los últimos años.

El mecanismo encendió las alertas en los proveedores del Estado que se verán alcanzados por los Ticadep La Cámara de Comercio de Rawson fue la primera en advertir sobre los perjuicios que se podrían generar con este método de pago de las deudas, señalando que podrían producirse despidos y cierres de comercios.
Desde la Cámara de Comercio del Este del Chubut, su titular Rubén Villagra, reveló que “No fuimos consultados como interesados en la cuestión y vemos que el plazo es muy largo y si no hay reconocimiento de intereses hablar de pagar una deuda de 2015 o 2016 a fin de 2018 y sin ningún tipo de resarcimiento e intereses realmente es no cobrar nada, menos de la mitad de lo que costó la mercadería”.