Image default

Chubut fue la provincia que menos obra pública recibió en los últimos 3 años

Con una reducción de fondos nacionales para la obra pública que rondó el 44% en los primeros ocho meses del 2020, Chubut es la provincia con más recortes en toda la Patagonia.

Tierra del Fuego es la segunda más afectada con un achicamiento del 40%. Si bien la aparición de la pandemia de Coronavirus en el país y los efectos de la cuarentena afectaron el envío de fondos, Chubut sufre el recorte de fondos nacionales de manera sistemática desde el gobierno de Macri. De los 1.504 millones de pesos que el gobierno de Fernández le recortó a la Patagonia, 615 se los sacó a Chubut.

Los últimos datos de la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP) revelaron un fuerte ajuste de la obra pública del Gobierno nacional en las provincias patagónicas, con un especial efecto negativo en Chubut; que resultó ser la más perjudicada en los primeros ocho meses del año.

Durante el período que va de enero a agosto Chubut recibió en 2019 un total de 1.407 millones de pesos, mientras que en el mismo período de este año dicha cantidad se redujo a solamente 792 millones de pesos. Ese ajuste de la obra pública nacional en la provincia se tradujo en 615 millones de pesos menos.

Dicha reducción se tradujo en un achicamiento del 44% en términos nominales, pero si se le suman los efectos de la inflación el resultado es aún mucho peor porque terminan siendo un 83% menores de manera interanual.

Las causas se vinculan estrechamente a la aparición de la pandemia de Coronavirus en el país y los efectos de la cuarentena, pero también tienen su correlato con un recorte de fondos nacionales que Chubut padece de manera sistemática desde el anterior gobierno nacional.

El impacto en el resto de la Patagonia

En las demás provincias patagónicas y el conjunto del país, los impactos en la obra pública nacional no tienen el mismo alcance que en Chubut. Por el contrario, en algunas provincias se han incrementado los fondos y en otras las reducciones fueron mucho menores.

Santa Cruz ha sido claramente la provincia más beneficiada en estos primeros ocho meses del año con los envíos de fondos desde Nación para concretar obra pública. La provincia gobernada por Alicia Kirchner tuvo un incremento en términos nominales del 4%; pasando de los 308 millones de 2019 a los 321 millones de este 2020. La merma real post inflación fue del 35%.

Río Negro sufrió un impacto mínimo a partir de una reducción nominal del 2%; a partir de que en 2019 había recibido 2.461 millones y este año 2.414 millones de pesos durante ocho meses. El achicamiento real fue del 41%.

Neuquén entra en el bloque de las provincias menos perjudicadas, con una caída nominal de fondos que fue 16%; pasando de 2.779 millones a los 2.334 millones de pesos en el lapso mencionado. La reducción real fue de 55%.

En el caso de Tierra del Fuego los perjuicios son similares a los de Chubut, con una reducción del 39% en términos nominales y del 79% por el efecto inflacionario. La provincia fueguina pasó de recibir 1.037 millones en el 2019 a los 627 millones de pesos en este 2020.

En conjunto la Patagonia tuvo una caída nominal de 19% y del 58% en términos reales, reduciéndose de los 7.992 millones el año pasado a los 6.448 millones de este año. De los 1.504 millones de pesos menos, 615 fueron recortados en Chubut.

En el ámbito nacional, los impactos no fueron los mismos que en Chubut. El achicamiento nominal fue del 8% y con los efectos de la inflación llegó al 48% en términos reales. En 2019 se destinaron 79.098 millones de pesos y este año fueron 72.290 millones en los primeros ocho meses. 

Fuente: El Extremo Sur