Image default

Chubut firma acuerdo con Japón

El gobernador Mariano Arcioni firmó ayer un acuerdo de cooperación con autoridades de la ciudad de Joetsu, Japón, centrado en la conservación de los Pingüinos de Magallanes. En esa localidad se está construyendo un nuevo acuario, que será inaugurado en junio de este año y en el cual habrá un espacio destinado al Area Natural Protegida Punta Tombo.

La provincia y la ciudad de Joetsu acordaron colaborar en la investigación, el desarrollo de actividades, intercambio de información y tecnología para la conservación de los pingüinos de Magallanes (Spheniscus magellanicus), también llamados patagónicos.

El convenio fue rubricado por el gobernador, Mariano Arcioni, y el vicealcalde de Joetsu, Kazuhiro Noguchi, durante un acto que tuvo lugar en la sala de situación de la Casa de Gobierno chubutense, en Rawson.

Allí estuvieron integrantes de una comitiva que viajó especialmente desde Japón; los ministros de Turismo, Herman Müller; de la Familia, Martín Bortagaray y de Educación, Graciela Cigudosa; el subsecretario de Conservación y Áreas Protegidas, Néstor García, entre otros funcionarios.

Arcioni se manifestó “agradecido y honrado por la visita” de la comitiva asiática y recordó que en 2018 “se cumplen 120 años de amistad entre Japón y Argentina”.

El acuerdo no sólo propiciará “un intercambio de conocimiento, de tecnología, sino que también se van a profundizar las relaciones binacionales”, lo que aportará a “ayudar y acrecentar al conocimiento de la Patagonia”, valoró el mandatario.

“A veces en épocas difíciles económicas hace falta tener ingenio y desarrollar convenios como este y así se pueden arribar a resultados” como el logrado hoy, señaló García.

Esto permitirá “dotar de tecnología de avanzada al área natural protegida” chubutense, “pero fundamentalmente que en un lugar tan lejano como Japón haya una muestra en un acuario sobre Punta Tombo”.

Entre setiembre y abril los pingüinos llegan a esa área situada 100 kilómetros al sur del valle inferior del río Chubut para anidar, aparearse, incubar los huevos y alimentar a sus crías.

García dijo que el acuerdo también servirá “fuertemente para la promoción turística” de Chubut, que alberga “la pingüinera continental más grande del mundo”.

“Sabemos que Punta Tombo representa un lugar muy importante de protección de esta especie de pingüinos y en Japón la gente está empezando a conocer el lugar”, expresó

Noguchi.

La ciudad de Joetsu, en la costa occidental de Japón, está construyendo “un nuevo acuario, en junio de este año está prevista su inauguración y el lugar más interesante y destacado será el rincón de los pingüinos de Magallanes”, afirmó .

“Nos damos cuenta y sabemos” que esa especie “se adaptó muy bien” a la ciudad, a unos 350 kilómetros al norte de Tokio, “y seguimos con su reproducción. En 1993 empezamos con 50 y en la actualidad tenemos 120, es un esfuerzo de 24 años continuos con los mismos pingüinos”, precisó el vicealcalde japonés.