Image default

“Chino” Navarro “El tiempo dirá si Macri va a ser un opositor racional o uno salvaje”

El referente del Movimiento Evita contó como ve al electo presidente “me sorprende la tranquilidad y la serenidad con la que Alberto analiza y resuelve los problemas”.

Fernando ‘Chino’ Navarro se refirió a la postura que tomará Mauricio Macri después del 10 de diciembre “después de ser 4 años presidente sería natural que Macri sea el jefe de la oposición” y agregó “la campaña que hizo en la primera vuelta le generó un compromiso con su base electoral, levantó el resultado, debería ser un dirigente opositor racional porque él estuvo en ese lugar y sabe las dificultades que implica presidir una Nación como Argentina”

En comunicación con Radio con vos enfatizó “yo le pido a Macri que sea un opositor racional, el tiempo determinará si va a ser un opositor racional, responsable o si va a ser una oposición salvaje”.

Por otro lado, el referente Nacional del Movimiento Evita, contó como ve al recientemente electo presidente “me sorprende la tranquilidad y la serenidad con la que Alberto analiza y resuelve los problemas, me tranquiliza y también me genera una expectativa positiva”.

Agregó  “Alberto es responsable, conoce mucho de la gestión del Estado, es sensible, esto me anima a prefigurar un gran presidente que le toca llegar a una Argentina en una de sus peores crisis donde no va a alcanzar solamente con la capacidad de Alberto, pero me da confianza”. En entrevista con el programa Las cosas como son aclaró “lo que no implica que a veces se enoja con los periodistas y también me gusta que sea genuino, que no esconda su forma de ser”.

Navarro también se refirió a estos últimos días de gobierno de Macri “lo más importante es la economía, cada decisión de Macri incide en la vida pública de millones de argentinos y muchas veces los perjudica”. En declaraciones al periodista Pablo de León definió “me parece que es bueno que Macri en la transición escuche la opinión de quienes van a tener la responsabilidad en el futuro gobierno y después, ir instalando un clima que no sea de guerra”.