Image default

China: en seis años la cantidad de pobres se redujo 85%

China anunció más distritos han sido excluidos de la lista de áreas pobres del país, lo que supone nuevos pasos hacia su objetivo de erradicar la pobreza para 2020.

Liu Yongfu, director del Consejo de Estado para el Desarrollo y la Erradicación de la Pobreza, sostuvo esta semana que antes de terminar el año la cantidad de chinos que viven bajo la pobreza extrema será de unos 15 millones, lo que significa una pronunciada caída del 85% en seis años.

El funcionario calificó de “glorioso” en la historia del progreso humano el logro de China de haber sacado de la pobreza a más de 700 millones de campesinos en las últimas cuatro décadas.

Se trata del mayor número de distritos que salen de la pobreza desde que China se comprometió en 2015 a ganar el combate duro contra la pobreza, y eleva la cifra total a 153 desde aquel momento.

“Este es un logro importante en la etapa decisiva de luchar en la dura batalla contra la pobreza”, destacó Xia Gengsheng, subdirector de la oficina.

Los 85 distritos, de nueve regiones provinciales, pasaron las evaluaciones de terceras instituciones antes de ser excluidos de la lista.

Setenta y cuatro de los distritos excluidos se encuentran en las regiones occidentales menos desarrolladas del país y 25 en la región autónoma del Tíbet, en el suroeste de China, que aglutina el mayor número a escala de región provincial.

Un distrito se excluye de la lista si menos del 2 por ciento de su población vive por debajo del umbral de la pobreza, definido como un ingreso anual per cápita de 2.300 yuanes (unos 333 dólares) a precios de 2010. En las regiones occidentales, que son las menos desarrolladas del país, la exclusión de la lista se produce si menos del 3 por ciento de sus habitantes viven en la pobreza.

“Excluir a los 85 distritos de la lista de pobreza concuerda con el desarrollo económico y social local. La decisión puede resistir las pruebas y es reconocida por el público”, explicó Xia, quien pidió que continúen las políticas y los esfuerzos de alivio de la pobreza en estos distritos.

La reducción de la pobreza ha sido una de las prioridades en la agenda del gobierno y éste ha adoptado varias medidas, entre ellas el comercio electrónico, la reubicación y la mejora de infraestructuras.

Durante los últimos cinco años, más de 68 millones de personas han visto mejoradas sus depauperadas condiciones, incluidas 8,3 millones reubicadas desde áreas inhóspitas, y la tasa de pobreza ha bajado del 10,2 al 3,1 por ciento, según el informe de la labor del gobierno de este año.

El país busca sacar de la pobreza al menos a diez millones de personas este año y erradicar esta circunstancia para el 2020, el año planeado para terminar la construcción de una sociedad modestamente acomodada en todos los aspectos.

Los distritos liberados de la pobreza han experimentado mejoras en infraestructuras, incluido el suministro de agua y electricidad, y el aumento decente en ingresos disponibles per cápita de residentes rurales.

Las autoridades planean eliminar la pobreza en unos 270 distritos este año, 330 distritos en 2019 y 70 en 2020, según Xia.

Hay que dar prioridad a la calidad del trabajo de alivio de pobreza en el agenda, destacó.

La oficina del grupo dirigente bajo el Consejo de Estado realizará revisiones aleatorias en los distritos bajo evaluación para eliminación de la pobreza para asegurar que los estándares sean satisfechos.

Xia cree que el país es capaz de cumplir el objetivo de alivio de pobreza para 2020 siempre que las autoridades se adhieran a los actuales estándares, asuman las responsabilidades completamente e intensifiquen el trabajo de alivio de pobreza preciso.

Mientras que los últimos progresos son alentadores, las regiones que todavía están en pobreza son huesos duros de roer.

China se ha comprometido a aumentar el apoyo político en el futuro para erradicar la pobreza extrema que persiste en lugares como la región autónoma del Tíbet y partes de la región autónoma uygur de Xinjiang, así como en las provincias de Sichuan, Yunnan y Gansu.

El gobierno central ha asignado 12.000 millones de yuanes de fondos adicionales este año para solucionar la pobreza extrema en esas áreas.