Image default

Centurión se quedó afuera de Boca y destrozó a Angelici y al Mellizo

Las desventuras personales del futbolista terminaron de la peor manera: ya no jugará en el equipo xeneize; duras críticas a Angelici y al DT, que quedó en un escenario incómodo.

La novela de Ricardo Centurión volvió a llegar a su fin, una vez más, con un desenlace poco feliz para el jugador que utilizó las redes sociales para dejar en claro que no seguirá su carrera en Boca. En ese contexto, el futbolista también le manifestó su bronca a Daniel Angelici y a Guillermo Barros Schelotto, a quienes acusó de “traicionarlo” y tildó de “poco serios”.

Cuando la dirigencia Xeneize estaba por desembolsar cerca de 6 millones de dólares por el futbolista, volvió a quedar involucrado en un nuevo escándalo que dinamitó sus posibilidades de volver a vestir la camiseta azul y oro durante el próximo torneo.

Días atrás, Ricky había regresado al país tras rechazar una oferta del Genoa de Italia. Pese a que Daniel Angelici y compañía no estaban seguros de contratarlo por sus incontables roces con la noche y los excesos, la insistencia por parte Guillermo Barros Schelotto habría sido clave para que el club de la Ribera de comienzo a las negociaciones con San Pablo y Racing.

Desde Boca acordaron con la institución de Brasil quedarse con el 70% del pase por la suma de 4,2 millones de dólares. Mientras que para el 30% restante, Boca le daría unos 1.500.000 de dólares al club de Avellaneda. Todo estaba arreglado, pero un joven hincha Xeneize contó que fue amenazado y golpeado por el jugador en un boliche durante el fin de semana.

El sábado a la noche Centurión fue a bailar junto a un grupo de amigos y amigas al boliche Capítulo I de Lanús. Según contó Fabián, una de las personas que tuvo el altercado con Ricky, se acercó para pedirle una foto y fue golpeado por una de las personas que estaban con el jugador. “Centurión me dijo que afuera me iba a matar, que me iba a agarrar a los tiros”, dijo.

Esto provocó que el DT de Boca desistiera y que Angelici finalmente se negara a contratarlo. “Sigo porque mucho de lo que está prohibido me hace vivir. Estamos en un país en el que cuando uno se equivoca, en vez de ayudarlo le sueltan la mano. Qué lástima Boca que te hagan esto teniendo una dirigencia y un presidente tan poco serio”, disparó Centurión en Instagram.

Y agregó: “Dejé todo y me vine para firmar con Boca. Nunca me quisiste. Me dediqué al máximo, me entrené como pocos se entrenan, no hice política, lloré por estos colores, pero no valoraron nada. Y sí, también me hago cargo de que tuve mis problemas, pero para qué lo voy a decir si ya lo saben. ¿O alguno de ustedes nunca se equivocó?”.

Una de las últimas y polémicas fotos de Centurión.

Durante su descargo, Centurión también criticó al periodismo y aseguró que “pasan cosas peores” en el país para que se hable siempre de él.“Durante un mes entero le dieron más importancia a ver si había una historia en Instagram, si hacía algo de más para matarme. Ahora, ya está, consiguieron lo que muchos quisieron”, escribió.

Y continuó: “Ustedes, periodistas, que hacen show, que hacen política… No les crean más, gente. Les hacen mal, les mienten. Conozcan a la persona. A la madre que tiene un hijo varón, ojalá nunca le pase lo que mi mamá sufrió con todos estos hdp”. Visiblemente molesto por el trato que recibió, el jugador aseguró que saldrá de este duro momento.

El jugador de Boca posó insólitamente parado sobre un bidet.

“A mis compañeros nada qué decir. Fueron mi familia, mi contención. Cuerpo médico, utileros. Los demás me soltaron la mano, por eso les cuento una cosa: el día de mañana se van a dar cuenta de muchas cosas, pero la que siempre va a estar es la familia”, cerró el futbolista, de 24 años, quien también apuntó contra Guillermo Barros Schelotto.

EL DESCARGO DEL REPRESENTANTE DE CENTURIÓN

Daniel Angelici y Alejandro Mazzoni, representante de Ricardo Centurión, se reunieran ayer por la tarde. Pero la negociación no prosperó, por lo que el agente salió a cuestionar a la dirigencia de Boca señalar que “no tienen códigos” por haber desistido de comprar el pase del jugador, y también apuntó contra el “Mellizo” Barros Schelotto.

Angelici se negó a contratar al jugador. 

“Para él fue un golpe durísimo no jugar en Boca. Hay periodistas que hablan mal de Centurión, ellos también influyen sobre los dirigentes y sus decisiones, 24 horas antes pagabas seis millones de dólares y porque va a un boliche lo dejás sin nada acá y sin contrato en Italia”, dijo Alejandro Mazzoni.

Según el empresario, “no es una locura que haya ido a un boliche, es Centurión. Él me escucha, hay que entender su historia, le costó muchisimo llegar. Yo le aconsejé que no fuera a Boca, que lo iban a seguir persiguiendo. Era el momento para ir a Italia. No es coherente lo que hizo Boca, lo hubiera limpiado antes. No tienen códigos”, sostuvo.

Guillermo le bajó el pulgar a Centurión. 

En declaraciones a TyC Sports, el agente consideró que “los dirigentes de Boca nunca lo quisieron a Ricky, fue el momento para presionar a Guillermo Barros Schelotto y el técnico no soportó la presión”.

“Guillermo le pidió que no firme con Genoa. ¿Es tan grave lo que pasó el sábado para soltarle la mano? (se preguntó). Me extraña que Guillermo lo haya bancado en muchas situaciones y luego le baje el pulgar”, explicóMazzoni.

Alejandro Mazzoni, representante de Centurión. 

Y finalizó: “Ayer Guillermo no le atendió el teléfono ni le contestó los mensajes- El presidente de Boca y Guillermo me llamaron para que no se haga la operación con el Genoa. Guillermo llamó muchísimas veces a Italia pidiéndole que no firme”.

EL FUTURO DE CENTURIÓN

Inmediatamente después de que Boca le bajara el pulgar a Centurión, Lanús comenzó las tratativas con el representante del mediocampistapara traerlo al sur a préstamo por los próximos seis meses. Algo similar ocurrió cuando Teófilo Gutiérrez se fue en malos términos de Racing y el Granate optó por contratarlo. Aunque el paso de Teo por Lanús dejó más dudas que certezas.