Image default

Central eliminado en el último minuto en un final con escándalo

Los jugadores colombianos actuaron de manera sobradora y los argentinos reaccionaron de la peor manera.

Marco Ruben encaró a Franco Armani como habrá enfrentado a cientos de arqueros. Mano a mano. Un duelo que él suele ganar. Pero eligió pasarle la pelota a un compañero. La jugada se diluyó, el arquero se recuperó. Era el 2-2 y la clasificación para las semifinales. Pero no lo fue.

Lo que siguió fue el gol de Orlando Enrique Berrío y el escándalo. Una película repetida de laCopa Libertadores. La peor cara, la que ya se ha hecho habitual.

Los jugadores de Atlético Nacional, que ya habían terminado en un escándalo contra Huracán por sus actitudes sobradoras, repitieron las provocaciones frente a los futbolistas de Rosario Central después del gol del 3-1 definitivo. Y los futbolistas argentinos reaccionaron de la peor manera.

La primera pelea había sido minutos antes de la jugada que falló Ruben. Pero apenas después del gol definitivo hubo otra agresión. Al finalizar el partido, la batalla fue generalizada y duró varios minutos.

En los últimos minutos fueron expulsados Burgos, Musto y Lo Celso, de Central, y Berrío, de Atlético de Nacional, por sus actitudes antideportivas.

Los antecedentes de Atlético Nacional y los incidentes ante Huracán