Image default

Casanello separó la causa de Macri y Grindetti que los involucra en los #PanamáPapers

El juez federal Sebastián Casanello separó los expedientes de la investigación del intendente de Lanús, Néstor Grindetti, de la que investiga las vinculaciones al presidente Mauricio Macri con empresas offshore, ambas surgidas a partir de las revelaciones de la investigación periodística internacional conocida con el nombre de “Panamá Papers”.

El juez federal Sebastián Casanello separó en dos la causa penal relacionadas a las sociedades “offshore” que involucran al presidente, Mauricio Macri, y al intendente de Lanús y exsecretario de Hacienda porteño, Néstor Grindetti.

La determinación del magistrado surge luego de que el fiscal Federico Delgado solicitara separar el segmento del expediente que corresponde al jefe comunal, a fin de enviarlo a la Cámara Federal para la asignación por sorteo de otro juzgado.

Según informaron fuentes judiciales a la agencia DyN, el funcionario del Ministerio Público había basado su solicitud de desmembramientoargumentando la inexistencia de “relación procesal” entre ambos casos, no obstante que Macri era jefe de Gobierno porteño y Grindetti su subordinado en la ciudad de Buenos Aires.

Los llamados “Panamá Papers”, revelados por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), sacaron a la luz que Grindetti tenía el poder para manejar la sociedad ‘offshore’ “Mercier International” y una cuenta bancaria en Suiza, a la vez que era secretario porteño de Hacienda.

Grindetti, a través de un comunicado de prensa del municipio de Lanús, admitió que la información era veraz, pero aseguró que “nunca se registraron movimientos económicos en dicha sociedad” y negó que tuviera una cuenta “a su nombre” en Suiza.

El diputado porteño Marcelo Ramal (FIT) presentó un proyecto para que la Legislatura forme una comisión que investigue el caso de Grindetti, porque, recordó, colocó “475 millones de dólares a través de los Bonos Tango 08 por el cual el Credit Suisse cobró, junto a un operador del PRO, una exorbitante comisión”.